Choferes y transportistas se manifiestan tras seis meses sin poder trabajar por la pandemia

Miles de transportistas bloquearon este lunes las calles en Honduras para exigir un subsidio ante la falta de trabajo debido a la cuarentena y otras medidas que tomó el gobierno para frenar la pandemia del nuevo coronavirus. Los choferes atravesaron sus micros y colectivos en el kilómetro 16 de la carretera que lleva de Tegucigalpa a las fronteras con El Salvador y Nicaragua, la principal que conecta con San Pedro Sula, La Ceiba y Tocoa en el Caribe y otras regiones del país.

“Estamos exigiendo un subsidio, que no nos cobren la matrícula este año y el pago inmediato que acordó el Congreso Nacional de 8.000 lempiras (unos 300 dólares) por cada unidad”, dijo el portavoz del Consejo Nacional del Transporte (CNT), Jorge Lanza.

El vocero agregó que el monto del subsidio debe ser definido en un diálogo con las autoridades gubernamentales.

Lanza indicó que la mayoría de los propietarios de buses urbanos, interurbanos y taxis, llevan seis meses sin trabajar porque el gobierno autorizó apenas hace dos semanas la circulación parcial de unas pocas unidades en proyectos piloto de reapertura de la economía.

La apertura se da a pesar de que Honduras experimenta un ascenso en los casos de covid-19.

El reporte del domingo registró 412 nuevos casos, pero se realizaron solo 895 pruebas. En total el país contabiliza 49.339 casos y 2.007 fallecidos desde el inicio de la pandemia.