Chile ya tiene circulación comunitaria de ómicron

Las autoridades sanitarias chilenas confirmaron la detección del primer caso de la variante Ómicron en Santiago en un hombre de 65 años que no tuvo vínculos con viajeros, por lo que se considera el primer infectado por transmisión comunitaria de esta mutación del SARS-Cov-2 en Chile.

La Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud de la Región Metropolitana informó el caso a través de un comunicado público revelando la detección de la variante tras una secuenciación genómica realizada por el Instituto de Salud Pública (ISP).

«Corresponde a un paciente de 65 años, con antecedentes mórbidos de importancia, que se encuentra hospitalizado en un centro asistencial de la región. Según el Registro Nacional de Inmunización (RNI), no posee registro de vacunación contra Covid-19″, señala el documento.

De acuerdo a la investigación epidemiológica de la cartera de Salud, se definieron cinco contactos estrechos del caso que «ya cumplieron cuarentena en su domicilio». «La investigación se encuentra en curso, a la fecha no se ha identificado nexo epidemiológico con viajeros», se agrega en el comunicado.

Hasta ahora, Chile reportó siete casos de variante Ómicron detectados a lo largo del país y se espera un aumento de contagios debido a la movilidad de personas que se produce para fin de año por la intensificación de la actividad comercial.

Chile lleva a cabo uno de los procesos de vacunación más exitosos del mundo que abarca ya incluso a menores desde los 3 años de edad, cuya inoculación comenzó la semana pasada. A la fecha, el 91,3 por ciento de la población objetivo -unas 15 millones de personas- cuentan con esquema completo de vacunación y 8,9 millones recibieron ya una dosis de refuerzo.

La vacuna más usada es CoronaVac, aunque también se administran en menor medida Pfizer/BioNtech, AstraZeneca y Cansino.

La pandemia, que tuvo su pico más grave entre marzo y junio pasados y obligó a confinar una vez más al 90 por ciento de la población, lleva más de tres meses bajo control, aunque con leves repuntes que aún no encienden las alarmas.