Chile: sale la sobrina de Pinochet, entra una antiderechos

Macarena Santelices presentó su renuncia como titular del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género tras poco más de un mes en el cargo. Sebastián Piñera designó como reemplazante a Mónica Zalaquett, quien se opone a toda causal para el aborto legal y al matrimonio igualitario.

“El día en que se entienda que la causa de las mujeres no tiene color político, es de todas y para todas, podremos avanzar. Por mi lealtad al presidente Sebastián Piñera, al país y las chilenas, hoy decido dar un paso al costado. Mi compromiso será siempre con el servicio público”, escribió en Twitter Santelices al anunciar su renuncia.

Una breve y cuestionada gestión

Santelices asumió como ministra el 6 de mayo, luego de la renuncia de su predecesora, en marzo. La sobrina-nieta del dictador Augusto Pinochet recibió fuertes críticas por  una polémica campaña contra la violencia de género protagonizada por un femicida que asesinó a su esposa.

En el spot, el hombre mayor se mostraba arrepentido por el crimen en un video en el que le hablaba a su nieta, quien había sido recientemente agredida por su novio. Las organizaciones feministas cuestionaron duramente la iniciativa por considerar que romantizaba el femicidio y victimizaba al victimario.

Una reemplazante ultraconservadora

En reemplazo de la sobrina-nieta de Pinochet, Piñera designó a Mónica Zalaquett. Fue durante una breve ceremonia en el Palacio de La Moneda en la que agradeció la gestión de Santelices “por el compromiso la vocación, la entrega y el entusiasmo con que cumple todas sus funciones públicas”.
Asimismo, el mandatario tuvo palabras de agradecimiento para Zalaquett por su labor al frente de la Subsecretaría de Turismo.

Rápidamente en las redes sociales comenzaron a recordar distintas declaraciones de Zalaquett en contra del aborto, de los derehcos de las mujeres y del matrimonio igualitario.

Por ejemplo, en 2013 la hoy ministra se refirió al caso de Belén, una niña de 11 años embarazada de ser abusada por su padrastro. Aseguró que era “valiente” la niña por tener al bebé y planteó que “hay gente que madura a una edad y gente que madura a otra”.

En 2010 rechazó el proyecto de aborto terapéutico para casos de inviabilidad del feto o riesgo de vida de la madre y se expresó contra la extensión de la licencia posnatal a seis meses. Zalaquett argumentó que extender la licencia “empuja a la mujer chilena a una guillotina laboral”.

Zalaquett también participó como diputada de la elaboración de un proyecto que buscaba modificar el artículo 1 de la Constitución para que estableciera que “un menor de edad sólo tendrá por padres a un hombre y a una mujer”.