Chile empezará a escribir su nueva Constitución este fin de semana

Este domingo se realizará la primera sesión de la Convención Constituyente de Chile, el punto de partida del proceso para dejar atrás la herencia pinochetista y escribir una nueva Constitución bajo principios democráticos e inclusivos. El primer encuentro se llevará adelante al aire libre por la pandemia, lo que le sumará un poco más de épica a este momento histórico.

El nuevo capítulo empieza con una clara señal de apertura tras el multitudinario plebiscito y luego de la elección por voto popular de los 155 integrantes de la Convención paritaria, un hecho inédito en el mundo, junto con la inclusión de 17 cupos reservados a los pueblos originarios.

Para muchos este proceso significa el fin de la “transición”, como se denomina el traspaso del poder desde la dictadura al presidente elegido Patricio Aylwin, 17 años después del golpe de estado de 1973.

Sobre todo, el objetivo es enterrar la Constitución redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet, que es señalada como la base de un Estado ausente, “subsidiario” del sector privado en un marco de una economía ultraliberal, y promotor de desigualdad.

La composición de la Convención es heterógenea, con desconocidos de distintos orígenes demográficos, étnicos, y profesionales. Un 40% aproximadamente de los Convencionales son independientes -en su mayoría con afinidades de centro-izquierda- y que básicamente buscan construir un Estado garante de derechos sociales.

De los miles de manifestantes que coparon las calles de Chile tras el estallido social, el 18 de octubre de 2019, una veintena juramentarán este 4 de julio en los patios de la exsede del Congreso en Santiago, un lugar que dispuso por razones sanitarias. 

El Ejecutivo, que sólo ejercerá un rol garante para el funcionamiento técnico sin intervenir en el debate, se ocupará principalmente de fiscalizar que se respeten las normativas sanitarias, como distanciamiento físico y uso de mascarillas.

“Por razones sanitarias hubiéramos querido recibir a los constituyentes dónde se planificó, que era en el Salón de Honor del Congreso Nacional con sede Santiago, pero como queremos que así y todo esta primera sesión ocurra en ese lugar tan importante, histórico y republicano, se realizará en los jardines del edificio”, explicó el ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Juan José Ossa en conferencia de prensa.

Una vez iniciada esta primera sesión organizada por el Ejecutivo, serán los mismos constituyentes los encargados de crear un organigrama, y ellos mismos decidirán qué días se reunirán y de qué manera, si será telemática, presencial o de modalidad mixta.