Chile debate un nuevo retiro de fondos jubilatorios

El Congreso chileno inició este miércoles el debate de un nuevo proyecto de ley para permitir un tercer retiro anticipado de los fondos privados de pensiones (AFP), luego de los dos aprobados el año pasado para aliviar los efectos económicos de la pandemia.

El proyecto, presentado por parlamentarios opositores, fue declarado “admisible” por la Cámara de Diputados, con lo que se dio inicio a su trámite en el Congreso donde, sin embargo, se estima que tiene pocas posibilidades de prosperar.

Al igual que los dos anteriores proyectos, la nueva iniciativa propone que los chilenos puedan retirar hasta el 10% de sus ahorros en los fondos privados de pensiones para enfrentar la crisis económica derivada de la pandemia. 

El nuevo proyecto contempla que el Estado pague un bono a los afiliados de los fondos privados cuando se jubilen, “para no dañar las pensiones futuras”, explicó el diputado Jaime Mulet, uno de los impulsores de este proyecto. “Esperamos que la Comisión de Constitución lo tramite lo antes posible”, añadió. 

El presidente chileno, Sebastián Piñera, se opuso desde el primer momento el retiro anticipado de fondos.  Pero el año pasado, cuando parlamentarios opositores presentaron un proyecto para un segundo retiro en diciembre, el mandatario presentó su propio plan y envió el de los opositores al Tribunal Constitucional (TC), alegando que el Congreso pretendía atribuirse competencias del gobierno. 

El alto tribunal dio la razón a Piñera y se acabó aprobando el proyecto presidencial, que incluía pagar impuestos sobre los fondos retirados, a diferencia del de los opositores. 

“Un eventual tercer retiro es para los ricos y no va a favorecer en nada a los más vulnerables”, manifestó Piñera el lunes, en un noticiero local. Según cálculos del gobierno, con este tercer retiro cerca de 4,2 millones de afiliados -casi un tercio del total- quedarán con sus cuentas de ahorro en cero. 

El primer retiro fue aprobado en julio –en plena pandemia- y cobrado por casi 10 millones de afiliados que retiraron unos 18.000 millones de dólares.

En el gobierno estiman que esta nueva iniciativa debería ser también declarada inconstitucional por el TC.

Qué son las AFP

El modelo de pensiones de Chile se basa en el ahorro individual obligatorio, mediante el cual cada trabajador aporta un 10 % mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal del que puede disponer cuando se jubila y que es gestionado por las denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). Este modelo, instaurado en 1980 durante la dictadura de Pinochet, fue uno de los motivos centrales del estallido social que vivió Chile en octubre.

Puntualmente, este proyecto incorpora, como parte del derecho a la seguridad social, la facultad de los afiliados a un sistema de capitalización individual de retirar parte de sus fondos previsionales durante la vigencia de un estado de excepción constitucional de catástrofe.