Cepa andina: investigan una nueva variante de coronavirus que ya circula por la región

Identificaron en Perú una nueva variante del coronavirus, que ya cuenta con circulación por otros países de la región. La “cepa andina”, como se bautizó a la variante C.37 que estudian los científicos peruanos, fue detectada en Ecuador, Chile, Argentina y Brasil. “Esta semana reportamos la identificación de un nuevo linaje (variante) de SARS-CoV-2 que parece expandirse rápidamente en Perú y Chile. Le llamamos C.37”, anunció el doctor en microbiología molecular Pablo Tsukayama, quien integra el equipo que estudia esta nueva modificación genética del virus.

Según precisó a través de su cuenta de Twitter, el hallazgo fue publicado en el sitio web http://virological.org, donde virólogos de todo el mundo suman sus investigaciones. 

“¿Qué la diferencia de las 50 variantes que ya tenemos en Perú? 1) Tiene una deleción que ya hemos visto en las variantes de preocupación (como la británica, la de Sudáfrica y la de Manaos); 2) Presenta mutaciones que podrían ayudarle a evadir la neutralización por anticuerpos; 3) Preocupa su rápido crecimiento en Lima”, explicó Tsukayama.

El investigador explicó que se llegó al descubrimiento de la nueva variante gracias al proyecto de vigilancia genómica que llevan a adelante en su país. “Desde julio de 2020 estamos tratando de procesar 100 genomas por mes para ver qué variantes están circulando. A partir de diciembre observamos una variante que presentaba una serie de mutaciones muy particulares”, explicó en declaraciones al canal C5N.

“C.37 desciende de un linaje llamado B.1.1.1 que circula por todo el mundo desde inicios de la pandemia”, explicó el investigador, que añadió que esta nueva variante “se expande rápidamente y ahora la vemos en 50 de 123 (40.6%) genomas reportados en Lima y Callao entre enero y marzo”. 

Tsukayama agregó que en abril ya se habían reportados 160 casos en Chile y 133 en Estados Unidos. “Hoy la vemos en Argentina, Brasil, Ecuador, México, Alemania, España, Francia, UK y Australia”, dijo.

“Con los datos disponibles, no podemos asegurar si C.37 se originó en Perú o en Chile. Ambos tienen epidemias similares en 2021 y comparten muchos vuelos diarios. Otra posibilidad es que se haya introducido a Chile y Perú desde otro país de la región que aún no la detecta”, explicó el investigador. 

Por último, el investigador cerró su explicación con tres interrogantes que requerirán profundizar la investigación para poder responder adecuadamente: ¿Es la C.37 más transmisible o más virulenta que otras variantes?, ¿Es responsable del aumento de casos y muertes de la segunda ola en la región?, ¿Las vacunas serán eficaces ante esta variante?.

El investigador respondió que responder estas preguntas va a requerir tiempo de investigación, fondos y colaboración internacional. “Pero la aparición y expansión de este linaje parecen cuadrar con el aumento de casos en varias regiones. Pero recuerden que correlación no implica causalidad”, dijo por último Tsukayama.