Celebran el primer Pacto Mundial Migratorio, sin Estados Unidos

México

La Comisión de Derechos Humanos de México celebró el acuerdo alcanzado entre todos los países miembros de la ONU para firmar el primer tratado mundial que dé protección y garantías a los migrantes. El gran ausente fue Estados Unidos.

En medio de la crisis migratoria que atraviesa México, incluida la separación de niños de sus padres en la frontera, lo que le valió al presidente estadounidense Donald Trump una ola de repudio, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos mexicana celebró la aprobación del primer Pacto Mundial para la Migración, que se firmó en la sede de la ONU en Nueva York. El acuerdo consensuado será ratificado en diciembre por todos los países miembro de la ONU menos por Estados Unidos.

«La elaboración del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular es un logro de la comunidad internacional», aseguraron desde la Comisión, quienes agradecieron a los representantes de Suiza, uno de los países “cofacilitadores” del proceso.

Según el organismo de derechos humanos, este pacto mundial «beneficiará a las personas migrantes, ya que toma en consideración las diferentes prioridades y posiciones expresadas por todos los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”.

El texto del acuerdo fue consensuado por todos los Estados miembros de la ONU, con la gran excepción de Estados Unidos. El Pacto Mundial para la Migración es el primer intento de gestionar a escala global todo el fenómeno migratorio.

El acuerdo, que no es jurídicamente vinculante, incluye una amplia lista de compromisos por parte de los gobiernos para abrir más vías de migración regular, proteger a los inmigrantes y cooperar en una mejor gestión de fronteras.

Tras seis rondas de negociaciones, las delegaciones aprobaron hoy por consenso el texto que será adoptado formalmente en diciembre en una cumbre internacional en Marruecos.

El pacto es fruto de un encargo hecho en 2016 por los jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, que acordaron en la ONU negociar acuerdos sobre migrantes y refugiados ante la crisis que se vivía entonces en el Mediterráneo.