Celac, la unidad regional

Los 29 jefes de Estado y gobierno que intervinieron en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños abogaron por la integración y la unidad dentro de la diversidad, que caracteriza a este bloque. Al final de la reunión se acordó declarar a la región como zona de paz.

 

 

La Jornada (México)

En el discurso de apertura de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) el presidente de Cuba, Raúl Castro advirtió: “”seguimos regidos por un orden internacional injusto y excluyente en el que las amenazas a la paz y la injerencia externa, continúa (…) los centros del poder no se resignan a perder el control de esta rica región ni renunciarán a los intentos de cambiar el curso de la historia en nuestros países para recuperar la influencia perdida y beneficiarse de nuestros recursos”.

La intervención del líder cubano inició con la solicitud de un minuto de silencio a los presidentes y jefes de Estado en honor del venezolano Hugo Chávez, quien auspició la conformación de este mecanismo de diálogo y concertación regional.

Único orador en la ceremonia inaugural, Raúl Castro destacó que no obstante los desafíos impuestos por la crisis internacional a todas las naciones del orbe, los países de la Celac han podido mantener la cohesión y “”hemos ido acercando nuestras posiciones y a pesar de las inevitables diferencias, el espíritu de mayor unidad en la diversidad, que debe ser el fin último””, se ha mantenido.

Entre los países de la Comunidad -puntualizó- hay pensamientos distintos e incluso diferencias, “”pero la Celac ha surgido sobre el acervo de 200 años de lucha por la independencia y se basa en una comunidad de objetivos y no en la sucesión de meras reuniones ni coincidencias programáticas sino en una visión común de la patria grande que sólo se debe a sus pueblos””.

“Los pueblos de América Latina y El Caribe demandan y requieren una mejor distribución de las riquezas y los ingresos, el acceso universal y gratuito a una educación de calidad, el pleno empleo, memores salarios, la erradicación del analfabetismo, el establecimiento de una verdadera seguridad alimentaria, sistemas de salud para la totalidad de la población, derecho a una vivienda digna, al agua potable y al saneamiento””, dijo.

Todos, aseguró, son objetivos alcanzables. Además se refirió a problemas específicos que enfrentan varios países de la región, y planteó plena solidaridad con Argentina en sus reclamo de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich y también a Ecuador frente a las demandas de empresas trasnacionales en tribunales internacionales.

 

Cubahora (Cuba)

Ban Ki Moon: Si la Celac se fortalece, las Naciones Unidas también

El Presidente cubano Raúl Castro le dio la palabra a Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, quien abrió la sesión. El secretario General de las Naciones Unidas puntualizó que acababa de regresar de la Conferencia Ginebra II, pero que no podía dejar pasar la oportunidad de vivir el momento histórico que significaba la II Cumbre de la CELAC.

Ban Ki-moon valoró de importante la oportunidad de estar en Cuba durante el aniversario del natalicio de José Martí. “He venido a rendir homenaje a él y a ver lo que están construyendo”.

Destacó algunos de los logros de la región, como el hecho de que en los últimos 20 años la pobreza extrema se haya reducido a la mitad en América Latina y el Caribe. “Es obvio que siguen existiendo desafíos, pero yo veo una región decidida a avanzar en los obstáculos, como lo demuestra esta Cumbre”.

Ban Ki-moon resaltó además que la CELAC contaba con todo el apoyo de las Naciones Unidas y felicitó al gobierno de Bolivia y a todos los gobiernos de la región por el papel que desempeñan como parte del continente.

“La cooperación sur-sur es esencial para la consecuecion de objetivos comunes a nivel global”, dijo el Secretario General de las Naciones Unidas, quien celebró los esferzos realizados por Cuba como país anfitrión.

Dijo sentirse satisfecho por el papel de Cuba en las Conversaciones para el logro de la paz en Colombia y, como cierre, acudió al Apóstol, convocando a avanzar y soñar con los ojos abiertos y con el corazón puesto en la certeza de que si trabajamos juntos podemos construir un mundo de paz, desarrollo y derechos humanos.

Dilma Rousseff: Brasil cree en Celac

La presidenta de Brasil inició su intervención refiriéndose a Cuba.

“Deseo agradecer al gobierno cubano por la hospitalidad con que nos recibieron y felicitar la calidad de la organización de este evento, es una felicidad estar en La Habana. A Brasil le gustaría reconocer aquí y ahora el éxito que alcanzó Cuba al frente de la presidencia de la CELAC”

“La presencia de la CELAC demuestra cuán anacrónica es la política de exclusión de Cuba. No habrá integración de América Latina y el Caribe, sin Cuba.”

Rouseff añadió que la CELAC es un poderoso instrumento de acercamiento entre nuestros Estados miembros, y que permite que el Caribe sea más latinoamericana, y Lationamérica, más caribeña. En ese sentido, destacó la centralidad del tema seleccionado para la cumbre (la lucha contra las desigualdades, el hambre y la pobreza en America Latina).

La mandataria afirmó que, en los momentos actuales que vive Latinoamérica, se hace necesario una política de convergencia que reduzca las asimetrías en nuestros países.

“En los últimos cinco años avanzamos a pasos firmes para construir la región, desde los consensos que son necesarios debido a nuestra diversidad. Optamos por modelos políticos y económicos diversificados, que sean construidos desde el consenso”.

“Estamos unidos en la lucha por la paz, la lucha por al discriminación y estamos unidos en una búsqueda de la prosperidad para los países de nuestra región”, aseguró la presidenta y enfatizó que una salida definitiva de esta crisis económica requiere un enfoque que no privilegie el corto plazo,” sino que privilegie el entorno de mediano a largo- plazo, para el crecimiento de nuestras economías”

En ese sentido, la mandataria subrayó que la importancia de tener conciencia de que las economías en pies de desarrollo seguirán desempeñando un rol estratégico, “países que aún tienen las mejores oportunidades de inversión y de aumento del consumo, países que demandan estructura logística diversificada”.

Entre los desafíos enumerados por la Jefa de estado resaltó la necesidad de ampliar el acceso a la educación, así como establecer las bases de nuestro crecimiento en economía.

“Esta es una reunión histórica… Brasil cree en CELAC”, sentenció Dilma.

Portia Simpson: Cuba es un puente entre América Latina y El Caribe

La Primera Ministra de Jamaica inició su intervención con una felicitación al “gran liderazgo de Cuba en la CELAC, en el último año”.

La mandataria recordó que la visión política para la unidad de América Latina y el Caribe se articuló en Kingston, por Bolívar, en su carta de Jamaica, y enfatizó el hecho de que Cuba haya servido como un puente entre América Latina y el Caribe

Simpson expresó su preocupación por el cambio climático, dijo que este amenaza los logros económicos de la Patria Grande. Lluvias y deslaves han causado grandes daños en el Caribe. El cambio climático no es un problema de mañana: requiere una atención inmediata, explicó, y precisó que Jamaica estableció en el 2012 un Ministerio de Cambio Climático, para aliviar los efectos dañinos de este fenómeno, asegura.

“No podemos subestimar nunca el daño que un fenómeno natural puede causar. Vemos la máxima prioridad en una estrategia regional para este problema”.

“Tenemos la sabiduría colectiva y la fortaleza para superar el hambre y la pobreza”, dijo la Jefa de Estado, quien citó palabras de Nelson Mandela, cuando expresó que “erradicar la pobreza no es un acto de caridad, sino un acto de justicia”.

Cristina Fernández: No estamos reunidos en cualquier lugar, estamos en La Habana

Como ya es costumbre, la mandataria argentina Cristina Fernández hizo uso de la palabra en un acto de brillante improvisación.

“Estamos aquí quienes representan a nuestros países por voluntad democrática. No estamos en cualquier lugar, estamos en La Habana. Si hubiéramos dicho algo así hace diez años -que toda la región, absolutamente toda, más allá de sus diferencias y matices, estaríamos en un proceso de integración sin precedente-, seguramente nos hubieran tratado de utópicos, o de un ejercicio de ilusión, y sin embargo, aquí estamos todos en La Habana, compartiendo y reflexionando sobre un proceso de integración que deberá darse por una razón muy sencilla, porque el mundo está marchando necesariamente a la conformación de bloques”.

“El Siglo XXI se va a caracterizar por esto, y debemos advertirlo. Nuestra región está particularmente favorecida para ello: recursos naturales sin precedentes, capacidad de producción en materia alimentaria que excede las necesidades a cubrir, y sin embargo, junto a todo eso subyace el problema de la desigualdad. Es grande la brecha entre los que más tienen, y los menos que tienen”, reflexionó Fernández.

La presidenta recalcó que el primer desafío que tiene la CELAC es construir una agenda que deje de lado la burocracia, “que no nos convierta en un organismo multilateral y creo que al primera cuestión que debemos abordar es considerar que todos los que estamos sentados aquí somos todos iguales y estamos obligados a cumplir las mismas responsabilidades”, dijo.

Además, agradeció a todos los países el apoyo en la lucha contra el colonialismo e insistió en la necesidad de que en la región se conserve la desmilitarización, como zona de paz.

“Quiero decirles que es posible hacerlo, que para eso es necesario transformar las economías primarias, no hay otro camino que producir valor agregado para producir trabajo, y si no hay trabajo, no podremos reducir la desigualdad”.

Laura Chinchilla: Mejor avanzar juntos que separados

La presidenta de Costa Rica, nación a la que le corresponde asumir la dirección pro témpore de la Celac, consideró que este mecanismo ha sido capaz de convertirse en un sólido organismo de diálogo y concertación política para generar consenso en todos los ánimos.

Puntualizó que la CELAC estaba en un proceso de consolidación orgánica, en el que resultaba mejor avanzar juntos que separados.

A propósito de las próximas elecciones presidenciales que celebrará Costa Rica el próximo dos de febrero y en mayo, Chinchilla afirmó que su sucesor tendrá la misma voluntad de “un diálogo abierto, integración inteligente con las naciones de América Latina y el Caribe. Costa Rica seguirá presente en este foro, abierta al diálogo y el entendimiento, apostando a la paz y al desarrollo equilibrado y sostenible de las naciones”.

Como otros presidentes, la jefa de Estado llamó a la necesidad de crear consensos regionales en torno al desarrollo sostenible y el cambio climático, tema que resulta vital para las naciones insulares de la región.

Kamla Persad-Bissessar: Trinidad aprueba declaración de La Habana

La Primera Ministra de Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar, coincidió con el resto de los mandatarios en que la “CELAC es un esfuerzo muy decisivo que debe ir más allá de nuestras diferencias”.

Kamla Persad-Bissessar dijo que su país aprueba la Declaración de La Habana, apoya la voluntad de paz, y reconoce la preocupación por la vulnerabilidad geográfica del Caribe frente al cambio climático.

La mandataria caribeña llamó a la importancia de tomar “decisiones mucho más efectivas para el desarrollo y crecimiento mutuo de la región”.

Enrique Peña Nieto: Una agenda de crecimiento incluyente

El presidente de México Enrique Peña Nieto se refirió en su intervención a la necesidad de una agenda de crecimiento incluyente: “hemos venido respaldando una agenda transformadora que depare a México un mayor crecimiento económico y mayor inclusión social”.

En ese sentido, explicó que México emprendió una cruzada para erradicar el hambre, a partir de los 7 millones de mexicanos que viven en la pobreza extrema. “Para palear esta situación, unos 3 millones tienen mejor alimentación en el último año, a partir de una atención transversal para erradicar este grave problema”.

Peña Nieto destacó a América Latina como región dinámica, con crecimientos que demuestran las potencialidades reales que tiene, y que permitirían luchar en materia de pobreza y desigualdad.

Destacó el clima de absoluto respeto que caracterizó a las sesiones previas a la plenaria, y subrayó que esperaba “un diálogo que permita fortalecer los lazos de integración desde la construcción de todos”.

Hago votos porque este espacio pueda tener para América Latina y el Caribe un futuro que depare desarrollo (…) Yo estoy convencido que un sueño y una utopía es un punto de arranque para el logro de objetivos, expresó.

Rafael Correa: Es a la OEA a la que debemos cuestionar

El mandatario ecuatoriano inició su intervención evocando las palabras de Martí y con la seguridad en que quienes conforman el plenario son de “los que aman y fundan”.

No faltó en sus palabras el recuerdo de dos grandes luchadores por la integración latinoamericana, quienes fueron imprescindibles para la América que se levanta. “Hoy faltan dos, Néstor Kirchner y Hugo Chávez, luchadores incansables de este sueño que no tiene retroceso”.

Correa propuso que la región cuente con un sistema propio que vele por los derechos humanos, sin aceptar groseros colonialismos. Al respecto cuestionó el sistema interamericano de derechos humanos.

El presidente advirtió sobre la forma en que la libertad de prensa hoy es confundida con libertad de empresa, y advirtió la gravedad del asunto, porque “lamentablemnte la mercancía transada es un derecho a la información”.

“Cualquier poder, no solo el estado, puede atentar contra los derechos humanos, el poder de las transnacionales y el poder mediático”, precisó Correa.

En otro momento de su discurso, condenó el papel de la OEA y se preguntó cuál era su rol en la nueva América Latina naciente. “Es la OEA a la que debemos cuestionar”, insistió.

¿Para qué sirve la OEA?, se pregunta Correa, “si permite un descarado colonialismo frente a nuestras costas, como Islas Malvinas ¿Para qué sirve, si permite al bloqueo?”

“¿Cómo podemos confiar en un sistema de promoción de derechos humanos financiado por un país que no ha firmado el Pacto de San José? ¿Cómo puede ser que la sede de la CDH se encuentre en un país que no ha ratificado el pacto de José?”, expresó Correa.

Debemos hacer de América Latina y el Caribe un espacio de mujeres y hombres libres”, enfatizó el presidente. “Pretendamos que el primer paso para superar la pobreza sea cambiar las relaciones de poder”.

Por la definitiva integración de la América

En la plenaria también intervinieron otros mandatarios, como los presidentes de paraguay, Haití y Guatemala.

Horacio Cartes, presidente de Paraguay, destacó que su país recibía con gran atención el Plan 2014 de la CELAC”.

El Jefe de Estado se pronunció por un desarrollo equitativo, incluyente y sustentable y aseguró que en esta meta está el empeño y el compromiso para reducir los índices del flagelo de la pobreza.

“El principal eje de acción de mi gobierno, es precisamente la lucha contra la pobreza, en la cual está comprometid
o todo nuestro esfuerzo para lograr el objetivo de reducir sustancialmente y en el menor tiempo posible, los índices de pobreza y de extrema pobreza en mi Patria.”

“Los niveles de crecimiento de mi país son destacables. Sin embargo, el enorme compromiso, el deber histórico que tiene mi Gobierno, es el de convertir ese crecimiento económico en desarrollo equitativo y sustentable”, puntualizó Cartes.

En la plenaria de este martes también intervino el presidente de Haití, quien entre sus primeras palabras aseguró estar “feliz por poder estar en Cuba”.

Michel Martelly dijo que soñaba una la América Latina y el Caribe que avancen en el fortalecimiento de la política integracionista, con la capacidad para alcanzar los Objetivos del Milenio.

Por su parte, el mandatario de Guatemala, Otto Pérez Molina, expresó su rechazo al bloqueo contra el pueblo de Cuba. Reconoció al igual que otros el papel de Cuba en el esfuerzo de la CELAC y exhortó al resto de los países a seguir logrando consenso. “En CELAC, si bien tenemos diferencias, hemos logrado consensos que nos acercan cada día más.”

Nicolás Maduro: Condena la presencia de EEUU en la base de Guantánamo

El primero de los mandatarios en hacer uso de la palabra fue Nicolás Maduro, quien inició su intervención recordando al Hugo Chávez “el más grande bolivariano que se ha conocido, y a Fidel el más grande martiano, que rescató el proyecto de Martí y lo aplicó al Programa del Moncada”.

El mandatario hizo un recuento histórico de los pasos dados por América Latina para llegar a la unidad y felicitó el extraordinario esfuerzo de Piñera, en Chile, al demostrar que era posible la unidad en la diversidad.

“Decía Chávez, la CELAC tiene que ser un espacio sólido para la realización de la gran política, la gran política supone un aprendizaje permanente, convivir con nuestras diferencias aceptarlas y procesarlas”.

“Aquí estamos en la gran política, la CELAC es la gran política en este siglo XXI, esta cumbre de La Habana es una cumbre que demuestra la fortaleza y la consolidación de la CELAC, nos vamos acecando a la sólida unión económica”, expresó Maduro.

Maduro llamó a construir una zona de desarrollo complementario y a proyectar la CELAC como un poderoso territorio de paz y a la América Latina y el Caribe como un territorio libre de armas nucleares.

Convocó además a ahondar en las causas de la descolonización del territorio y y a lograr que América Latina y el Caribe sean un territorio libre de colonialismo y de colonias.

Alertó que en la actualidad se sobrevienen sobre nuestros pueblos nuevas formas de colonialismo financiero y económico, que pretenden controlar nuestros recursos naturales, nuestras riquezas e insistió en la importancia de acompañar a Argentina en el proceso de descolonización y entrega definitiva de las Islas Malvinas.

“Pasión verdadera nos debe llegar al acompañar a Argentina en la recuperación de las Malvinas”, enfatizó Maduro.

Como otro ejemplo de intento de colonización en la actualidad, Maduro mencionó la presencia de Estados Unidos en la Base Naval de Guantánamo.“Quien puede entender que en pleno siglo XXI perviva en Cuba un enclave militar, tiene que que llegar el momento en que con el apoyo de la CELAC, Estados Unidos se retire de Cuba”.

En otro momento importante, Maduro se refirió a la importancia de la incorporación de Puerto Rico a la CELAC. “Esta es la casa de Puerto Rico”, dijo el mandatario, y continuó: “Que el pueblo de Puerto Rico entre libre, soberano, convertido en república, es un sueño que tenemos”.

Quizás una de las ideas más importantes de Maduro fue la proponer que se establezca un método de trabajo permanente, una agenda de más alto nivel de consulta, que permita que se debatan todas las preocupaciones y temas vitales en las Cumbres.

“Convirtamos la CELAC en un nuevo modelo de eficacia política, de acción en nuestro pueblos”, afirmó.

Donald Ramotar: América Latina y El Caribe como un bloque único y unido

El mandatario de Guyana agradeció a Cuba por el trabajo por la unión de América Latina y el Caribe, así como a Fidel, Lula y Chávez por llevar este sueño a la realidad. Destacó que el pueblo cubano, presionado durante más de 50 años por el bloqueo impuesto por Estados Unidos, ha logrado construir una sociedad basada en la amistad y la solidaridad y que con su capital humano ha contribuido al desarrollo no solo de la región sino de muchos países.

El presidente señaló la necesidad de que la región se una para maximizar los recursos y talentos para una mejor calidad de vida. “Debemos relacionarnos de manera más amplia para vernos como un bloque único y unido”, sentenció.

La necesidad de eliminar totalmente la pobreza en la región, fue otros de los aspectos señalados en su discurso, donde advirtió que aunque se han reducido los índices de pobreza y desnutrición, la desigualdad sigue siendo el problema mayor.

En este sentido el mandatario afirmó que se debe pensar en cómo distribuir los ingresos y las riquezas de cada país para de esta manera combatir la desigualdad. En el caso de Guyana, agregó, se destina el 30 % del presupuesto para el sector social.

Hizo un llamado a luchar contra el cambio climático, que ha provocado perdidas humanas y que puede afectar las producciones agrarias y por tanto la habilidad para distribuir alimentos. Expresó su solidaridad con el pueblo boliviano por las recientes inundaciones que afectan al país.

Resaltó la necesidad de crear fuertes vínculos económicos en la región. En este sentido agregó que “no estamos aprovechando nuestras oportunidades”, y que la unión podría significar producción de alimentos más baratas para nuestros pueblos.

Sugirió el mandatario una base de datos común en la zona, debido a las disimiles organizaciones, tales como MERCOSUR, CARICOM, y recordó que el trabajo por separado es mucho menos económico. Destacó que ello ayudaría a reducir los costos de las industrias y negocios en común.

El presidente guyanés instó a luchar contra el colonialismo y el neocolonialismo no solo en la región, sino en el mundo. Señaló el caso de las Malvinas como una de las áreas de enclave colonial y el caso de Palestina. Con respecto a este último advirtió que los medios de comunicación no reportaban lo que estaba sucediendo allí y que nuestra región debía hacerse sentir en la defender la paz mundial y contra las armas nucleares.

José Pepe Mujica: La responsabilidad es con el mundo entero

En su intervención, elpresidente de la República Oriental del Uruguay hizo un llamado a la integración por el desarrollo propio del continente, desarrollo que en su criterio no se traduce en la suma de riquezas o el aumento de consumo, sino en la búsqueda de la felicidad, que es la única cosa trascendente paracada persona.

“Ahora hemos dado un paso fantástico pero tenemos que construir la inteligencia a favor de la integración”, expresó.

El mandatario dedicó sus primeras palabras para resaltar la larga tradición cultural de hospitalidad del pueblo cubano; y seguidamente compartió su reflexión sobre los dramas más profundos de la civilización actual.

Mujica se refirió a la existencia de una agenda en cada país, en cada continente, pero recordó que hay una en el mundo que ningún país puede revertir: la imposibilidad de un país de enfrentar por sí solo la obra de reforestación que hay que llevar a cabo, la necesidad de crear un programa para la humanidad entera, pues se tiene una responsabilidad con el mundo entero.

“Para poder tener peso en el mundo entero, tenemos que juntarnos, asegura. Si la humanidad no piensa como especie, la civilización está condenada… Si no cambias, vos, pueblo, no cambia nada. Hay una corresponsabilidad planetaria. El hombre tiene que luchar por la felicidad completa,
y necesita tiempo para vivir”.

Destacó que uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos es que la humanidad no es capaz de pensar como especie, solo como país, dentro de este como clases sociales, y solo se preocupan en lo individual, en lo particular de cada quien, por lo que la civilización está condenada.

Mujica planteó que más allá de esto el camino está creado: “contamos con todas las herramientas, el hombre es constructor de sus herramientas y de su propia historia, hay que gritar fuerte la responsabilidad que hay con la vida”.

El presidente recordó que la historia es la única cosa real que podemos entrever, pues el futuro es siempre incertidumbre; aunque también, dijo, es un anhelo, es nuestra preocupación, es la lucha para ser, para ser alguien en este mundo, y serlo en el marco de nuestra época, nuestra época donde el planeta se achica.

“La globalización va camino del desastre, la integración precisa de aparatos especializados, dedicación permanente, los dirigentes no pueden cambiar la historia de la humanidad, que es solo cambiada por los pueblos. Si no hay cambios culturales no existe la fortaleza”, sentenció.

Daniel Ortega: “Cuba nos da la fuerza para creer que el socialismo es posible”

El presidente nicaragüense agradeció al mandatario cubano Raúl Castro por hacer posible “este sueño, y porque se lleve a cabo esta reunión en una Cuba socialista, solidaria, gracias al heroísmo y resistencia de su pueblo que ha sabido lidiar contra las agresiones del Imperio”.

Destacó que gradualmente se ha ido instalado la voluntad de los pueblos de la región, “por una vida mejor, más digna y de justicia. Han alcanzado un alto grado de madurez los latinoamericanos y caribeños”.

La CELAC, argumentó el presidente, está dando sus primeros pasos, más allá de ideologías e interés particulares y dentro de su Plan de Acción han quedado establecidos acuerdos para el desarrollo en conjunto.

Informó que dentro del Plan quedaron acordadas reuniones en Caracas durante el segundo semestre de 2014, así como, en este mismo período, un encuentro en Brasil para tratar el tema de la agricultura familiar.

Otros de los acuerdos señalados están encaminados, añadió, a aumentar la oferta de educación institucional en los países de la región, la erradicación de la pobreza y a promover una cultura de paz que tenga como base el respeto.

El mandatario instó a preguntarse que es lo que se debe hacer en mundo desigual sometido a la tiranía del capitalismo salvaje, y donde las fuerzas hegemónicas han impuesto sus reglas. En este sentido, marcó la necesidad de que la región se integre y trabaje en acciones concretas en dependencia de nuestras posibilidades.

“Hay que romper de forma gradual con la gigantesca asimetría (de la región) con la economía global dominada por las reglas del capitalismo salvaje”

El presidente denunció que los tratados que los países de la Unión Europea y desarrollados en general firmaban con la región Centroamericana no tomaban en cuenta las diferencias económicas entre los países.

Añadió que “en la medida en que se vayan acortando las asimetrías tendremos mercados más dinámicos”

Hizo un llamado a combatir el narcotráfico, el crimen organizado y alertó que los carteles de la droga podrían propiciar la destrucción de instituciones y golpes de Estado.

Juan Manuel Santos: “Ojalá en la próxima cumbre el conflicto de Colombia haya terminado”

Según el presidente de Colombia el tema de la Cumbre no pudo ser mejor escogido, pues ha sido puesto como objetivo prioritario en Colombia.

Santos hizo referencia a los logros obtenidos en su país, como la reducción de la pobreza,la disminución de la desigualdad, la obtención de la inflación más baja de América Latina, un bajo índice de desempleo, pero recalcó que aúnexisten colombianos inmersos en la pobreza extrema.

El mandatario colombiano planteó que se deben crear las condiciones básicas para ser más efectivos en la reducción de pobreza de una forma más real, satisfaciendo las necesidades básicas de los pueblos para obtener cifras en hechos tangibles, como ayudar a las personas.

Santos dijo que no existe valor más importante que el valor supremo de cualquier sociedad: la paz, y agradeció el determinante apoyo prestado por Cuba para el logro de la paz. En ese sentido, aseguró dar su apoyo para acabar con ese conflicto “que ha desangrando mi país”.

“Ojalá en la próxima cumbre en Costa Rica podamos decir que el conflicto en Colombia ha terminado”, sentenció el presidente.

Kenny Anthony: La Celac como una organización internacional nueva

El primer ministro de Santa Lucía inició agradeciendo a Raúl Castro y a los coordinadores del evento por la hospitalidad y las atenciones que han tenido con los mandatarios.

Asimismo, felicitó al presidente cubano por su discurso inaugural, el cual en su criterio fue concreto y planteó los principales retos, así como un programa de acción para los gobiernos de las naciones participantes en el evento.

Más adelante, el dignatario se refirió brevemente a temas como los desastres naturales que han golpeado al Caribe oriental en el mes de diciembre, la pobreza y la droga y el narcotráfico.

Expresó que comparte el criterio de los jefes de gobierno que han intervenido hasta el momento, en especial el del presidente venezolano Nicolás Maduro, para que la CELAC se convierta en una organización internacional nueva, cuya esencia se mida por una serie de declaraciones y planteamientos sobre diferentes temas.

“Pienso que podríamos comentar algunos trabajos en un diálogo directo entre nosotros, y ayer fue un ejemplo perfecto, es cierto que las conversaciones pueden ser fuertes y agudas, pero creo que se pueden alcanzar más intercambios entre nosotros, para así hablar mas de nuestros problemas y no dejar esa solución a otros”, afirmó.

“No sería honesto si no expresara mi desencanto ante las reacciones de desastres naturales que han golpeado a tres países del Caribe oriental, es cierto que sufrimos desastres periódicamente y no vinimos aquí para rogar o pedir, pero la solidaridad significa paz y repartir, eso que el compañero Fidel Castro comprendió, es lo que Cuba comprendió, lo que nuestro querido Hugo Chávez comprendió y lo que el presidente Maduro comprende. Santa Lucía siempre estará eternamente agradecida por el apoyo recibido de etas naciones, pues con su ayuda ha logrado cambiar la calidad de vida de su pueblo”.

Con respecto a las drogas, advirtió que Santa Lucía acoge con beneplácito la declaración de este problema, pero espera que se pueda manejar el proceso. En ese sentido, sentenció: “Espero que nuestro próximo encuentro en Costa Rica incluya la discusión de este tema entre los jefes de gobierno, para hablar privadamente y francamente sobre el tema”.

Evo Morales: “Hay que luchar contra la descolonización”

Evo Morales comenzó su intervención emitiendo su criterio sobre la Cumbre, consideró un avance importante la presencia de todos los mandatarios en Cuba, para seguir debatiendo la liberación e integración de nuestros pueblos y la descolonización.

“Hay que luchar contra la descolonización, pues algunas de nuestras constituciones son copia fiel del sistema europeo. Hay que descolonizar el derecho, para nacionalizar la justicia”.

Morales se refirió a la necesidad de librarse de la hegemonía de Estados Unidos. “Sin Estados Unidos no hay Golpes de Estado”, expresó. “Sin Estados Unidos no habrá más saqueo en nuestros recursos naturales. Ellos son socios, no dueños de nuestros recursos naturales”.

Expresó además algunos logros alcanzados por su nación, como la disminución del desempleo de 8 a 3 por ciento, así como la reducción de la deserción escolar en un uno por ciento.

Continuó planteando
que los servicios básicos no pueden ser un negocio privado de otros pueblos. “La política no debe ser beneficio, ni negocio, sino servicio, que permita mejorar la situación económica y social del país”, subrayó.

Más adelante consideró que el espionaje constituía hoy un grave problema. “Según Obama no espiará a sus amigos, pero quienes no somos amigos del presidente de Estados Unidos nos van a hacer espionaje, para dar seguridad al mundo” (…) “Yo propongo hacerle espionaje a Obama para garantizar la seguridad mundial”.

“Usan la lucha contra el narcotráfico con fines geopolíticos, pero nosotros tenemos nuestro propio programa para la lucha contra el narcotráfico. Propongo que se haga una profunda investigación sobre la hoja de coca, no de la cocaína”.

Además, expresó Evo Morales: “Hemos empezado a liberarnos del imperio, no para dominar, sino para defender la vida y salvar el planeta. Quien hace una buena alerta al imperio no hace daño a su pueblo. Podemos cuidarnos y ayudarnos, las potencias nunca nos van a ayudar gratuitamente, el gobierno norte nunca va a querer que nos desarrollemos”.

En uno de los momentos más importantes de su intervencón, Morales dijo que la CELAC deberá ser considerada como una liberación social, cultural y financiera y que “cuando logremos combinarlo, nuestra liberación será imparable”.

Denzil Douglas: Se necesita una política regional

El primer ministro de la Federación de San Cristóbal y Nieves manifestó su compromiso de cumplir el sueño de Chávez, de trabajar en conjunto con los países de la región para el desarrollo de la misma. “Demos los pasos para que la CELAC se desarrolle y pueda corregir los problemas de la región”, agregó.

Se refirió al fallo de nacionalidad de la República Dominicana. En este sentido, sentenció que se podrían estar violando los derechos básicos y que esto afectaría el entramado de sociedad de los pueblos latinoamericanos y caribeños.

La necesidad de crear una política regional, que responda a los intereses de los estados miembros y beneficie su desarrollo, fue otro de los puntos tratados por Denzil Douglas.

Michelle Bachelet: Unión para erradicar la pobreza

Al igual que muchos de los presidentes que hicieron uso de la palabra durante estas dos jornadas, la próxima presidenta de Chile felicitó y agradeció a Raúl y al pueblo cubano por la excelente presidencia pro tempore, así como por la hospitalidad con que han acogido a los mandatarios presentes en la Cumbre.

Bachellet recalcó la urgencia de unir esfuerzos para que esta sea una región de bienestar, de justicia, de derecho y oportunidades y manifestó su compromiso para trabajar y cooperar en conjunto por el desarrollo de la integración, con vistas al 2015.

De acuerdo con Bachelet, los pueblos de la región tienen grandes expectativas en que esta unión logre erradicar la pobreza, el hambre y la desigualdad en todos sus sentidos, tanto la económica como la de género, entre el campo y la ciudad, entre los pueblos indígenas.

Sebastián Piñera: Este será el siglo de una América más Latina

El presidente de Chile inició su discurso refiriéndose al momento en que le entregó la presidencia pro tempore de la CELAC al presidente cubano Raúl Castro y acotó que la labor realizada por el mandatario caribeño fue satisfactoria y honra a la democracia de la CELAC.

Se refirió a esta que será su última participación como presidente Chile en la Cumbre de la CELAC, pues en Costa Rica la representante de Chile será la presidenta electa Michelle Bachelet y felicitó y agradeció al presidente cubano por la organización de la Cumbre.

Luego, hizo un recuento de la historia del continente, refiriéndose a que la mayoría de los países están celebrando o se encuentran prontos a celebrar sus 200 años de independencia, o del movimiento de la independencia liderado por Bolívar San Martín Hidalgo, O Higgins, Sucre y tantos más, generalmente contra España, para desplegar las alas de la libertad, la justicia y el derecho.

“Hace ya dos siglos nuestro continente era más próspero, que la mayor parte del mundo de entonces”.

Se refirió a cómo el continente fue perdiendo terreno a causa del aprovechamiento que de sus recursos hicieron los que hoy día son los países pertenecientes al 1er mundo. Además, dijo que, producto de que la región no experimentó la revolución industrial paralelo al “viejo mundo”, hoy, a pesar de las riquezas naturales que posee, estamos en presencia de un continente subdesarrollado.

“Ciento ochenta millones de latinoamericanos y caribeños vivimos, y en su gran mayoría son niños, en condiciones de pobreza, y la pregunta que debemos hacernos es ¿por qué?” Expresó que a esta interrogante se han dado muchas respuestas, entre ellas las de algunos que planteaban que el problema estaba fuera de las manos de la región, que venía de “más allá”.

“Hoy ya sabemos que no. Esto depende no tanto de lo que sucede más allá de nuestras fronteras, sino de lo que podamos hacer nosotros mismos dentro de nuestras fronteras”, consideró Piñera.

Es importante pensar y abandonar la decisión de no mirar siempre hacia atrás o hacia afuera y mirarnos hacia adentro y el futuro, y con respecto a esto, pienso que estamos experimentando un verdadero renacimiento.

“Llegó el tiempo de recuperar el tiempo perdido y reencontrarnos con nuestro propio destino, que ha sido siempre el sueño de nuestros padres antecesores y, sin embargo, no se ha logrado cumplir. Nos corresponde a nosotros, que pertenecemos a esta generación del bicentenario, lograr lo que las otras generaciones no pudieron lograr.”

“Raúl Castro habló del continente de América latina y el Caribe como el continente de la paz, como la cultura de la paz y estamos todos 100% de acuerdo, pero además de la paz, queremos que sea el continente de la libertad, de la democracia, del respeto a los derechos humanos y hay muchas cosas que debemos hacer para avanzar más rápido y más seguros por estos caminos”.

“Y una de ellas es lograr una verdadera y profunda integración de las naciones de América Latina y el Caribe. Una integración que abarque no solamente la parte de intercambio comercial o la parte económica, sino que se extienda también a otros puntos, como el científico, cultural, tecnológico, y tantos más. Una integración que reconozca que en nuestra unidad está nuestra fuerza y en la división está el germen de nuestra debilidad.”

Destacó que actuar solos no es conveniente para dar pasos seguros y puso el ejemplo del continente europeo.

“En América Latina se han hecho muchísimos esfuerzos por la integración, demasiados en número, pero pocos en su profundidad y alcance. Solo basta con recordar que hay más organizaciones por la integración que países en nuestro continente”, subrayó.

“La buena noticia para nuestros países es que el mundo está cambiando y se nos está ofreciendo una nueva oportunidad, no es casualidad que en este mundo nuevo en que se derriban los muros, en que se impone una sociedad que ya no se basa en la fuerza ni en los recursos naturales, sino en el conocimiento y la información, en medio de este mundo que vive en crisis, nuestra región está creciendo tres veces más rápido que los países industrializados, y en consecuencia, esa brecha que se empezó abrir con la revolución industrial, ya se está cerrando”.

No tengo dudas en que América Latina y el Caribe vive un renacimiento, este siglo XXI será el siglo de una América más Latina, pero hay que pasar de las palabras y las buenas intenciones para una lucha más eficaz y rápida contra la pobreza”.

Ollanta Humala: “No pretendenmos hablar de desarrollo si este no es para todos”

El presidente peruano comenzó su intervención anunciando que, con el reciente fallo de La Haya, Perú, ha zanjado la controver
sia con Chile y ha cerrado para siempre el capítulo de la delimitación de sus fronteras.

Destacó que estos dos pueblos son ejemploS para la comunidad internacional, al haber sabido enfrentar con responsabilidad y madurez sus diferencias, destacando la vocación por la paz.

“Qué mejor ocasión que esta Cumbre para anunciar al mundo que con este fallo el Perú ha cerrado para siempre el capítulo de la delimitación de sus fronteras”.

Entre los aspectos señalados en su discurso está la necesidad de combatir la desigualdad por medio de la inclusión social que, según el presidente, se ha convertido en la columna vertebral de la acción de su gobierno.

Entre los programas sociales impulsados por su gobierno se incluyen ayudas a estudiantes para que puedan acceder a la universidad y el programa universal de alimentación que ha beneficiado a 2.3 millones de niños.

Destacó la necesidad de una nueva agenda global de desarrollo sostenible y de actuar para que asuman compromisos globales concretos, y al mismo tiempo instó a llevar un desarrollo donde exista una relación entre el progreso económico, la población y el medio ambiente.

Llamó a mirar con atención nuestras políticas sociales, crear polos de producción industrial de bienes intermedios y a desarrollar energías renovables alternativas.

Wilfred Erlington: “La Celac es un niño que debe ser cuidado hasta su madurez”

Refiriéndose a Raúl Castro, el Ministro de Relaciones Exteriores de Belice expresó: “En muchos sentidos su país me recuerda a Mandela, que como Cuba, sufrió un embargo en prisión durante 27 años, pero nunca quebrantó sus principios democráticos. Su país ha sufrido un embargo de 20 años defendiendo el derecho de establecer sus propias líneas de gobierno y tampoco ha desistido en su lucha.”.

En estas circunstancias, expresó que para él es un honor estar hoy en Cuba.

Sobre su discurso, afirmó que no pensaba poder añadir algo sustantivo a las declaraciones de los mandatarios precedentes y que se limitaría a temas que cree importantes y de urgente atención.

Acotó que la integración es unimperativo, que ningún país actuando solo puede resolver todos los retos que enfrentan, pues hay grandes peligros como pobreza, narcotráfico, desastres naturales, entre otros. Asimismo, afirmó que las fuerzas que establecen la fundación de la CELAC parten de un deseo de escapar a cualquier vestigio de paternalismo que surgió en el período del colonialismo y la esclavitud.

“Sin dudas CELAC es un niño y la infancia es el peligro más peligroso de una organización viva y como un niño debe ser cuidada hasta alcanzar la madurez”.

“Si vamos a convertir a la CELAC en la principal institución de nuestra región, debemos convertirla en una opción más atractiva que el resto de las instituciones, y ya se acaba de decir que hay muchas instituciones”.

“Si la CELAC no cumple con los objetivos y retos planteados, se convertirá en otra institución más. Si nos guiamospor todos los principios expuestos, la CELAC tendrá la oportunidad de evolucionar y, si no lo hacemos, puede ser una pesadilla en vez de la bendición que queremos que sea para nuestra región”.

Desiré Delano Bouterse: Senderos bien seguros acia la erradicación de la pobreza

El presidente de la República de Surinam comenzó su intervención agradeciendo los resultados obtenidos por la organización y destacó la colaboración de sus estados miembros.

El mandatario planteó que los presentes llegan en un momento muy oportuno, en un mundo donde millones de personas están viviendo en una enorme pobreza. Señaló que el acceso limitado a las tecnologías y el conocimientoconstituyen las raíces del analfabetismo y la desigualdad.

Según el presidente, CELAC tiene el mandato y la capacidad de establecer senderos bien seguros hacia la erradicación de la pobreza. Además, señaló que asume la presidencia temporal de UNASUR, haciendo los esfuerzos para lograr una interacción entre ambas entidades y la unidad que precisa el continente para reducir la pobreza y aumentar nuestras riquezas.

Delano habló sobre la necesidad de promover la disponibilidad de fondos, la realización de un estudio de los sistemas bancarios y financieros y de crear una iniciativa para analizar todos los recursos financieros disponibles para la región, para reducir el camino entre las ideas y las puestas en prácticas.

“América Latina es una zona de paz y debemos resolver nuestros problemas en forma de diálogo”, enfatizó el mandatario, quien hizo un llamado al compromiso de combinar esfuerzos para erradicar la pobreza, así como ofrecer a cada ser humano una expectativa de salud, educación y trabajo para ahora y el futuro.

 

Leer artículo completo de La Jornada aquí

Leer artículo completo del martes de Cubahora aquí

Leer artículo completo del miércoles de Cubahora aquí