Uruguay ve relámpagos en la integración regional

El canciller uruguayo Luis Almagro dejó abierta la posibilidad de que alguno de los países del Mercosur quede fuera del acuerdo comercial que se negocia con la Unión Europea, aunque reconoció que el propósito es que todos participen del pacto. Uruguay baraja la posibilidad de un acuerdo de tres países más uno, o un solo país junto con aportes de otras naciones. También encuentran dificultades en la Alianza del Pacífico, que el 10 de febrero en Cartagena de Indias tratará de cerrar un acuerdo comercial con la mirada puesta en Asia.

Las maquilas, el negocio de Cartes en el Mercosur

Después de siete años de dilaciones Paraguay aceptó finalmente la incorporación de Venezuela al Mercosur. El Congreso que dio un golpe parlamentario contra un presidente constitucional, cuestionaba al gobierno venezolano por no respetar las instituciones democráticas. Ese rechazo formaba parte del boicot a la región por parte de Washington. Detrás de esta nueva postura, hay razones económicas: el 60 % de las exportaciones a este mercado son productos industriales, en gran parte de capital extranjero, ligado al negocio de las maquilas.

Nuestro norte es el sur

La manera en la que se negocie el acuerdo con la Unión Europea puede comprometer el futuro de los países del Mercosur, si se ven vulnerados los objetivos de defender y priorizar el fortalecimiento de empresas regionales y la diversificación de matrices productivas. 

Tratado UE-Mercosur, el retorno de los espejitos de colores

En 2005 los gobiernos del Mercosur rechazaron el tratado del ALCA que intentaba imponer entonces Estados Unidos en la región. Un acuerdo de libre comercio similar trata de llevar adelante la Unión Europea (UE) disfrazado como un acuerdo de cooperación económica. El propósito es buscar una salida para la crisis europea y hacer con el Mercosur lo que ya hicieron con la Comunidad Andina de Naciones, desintegrar un bloque homogéneo. Sin embargo, la iniciativa encuentra duras resistencias en Argentina, Brasil y Venezuela.

El papa pone el dedo en la llaga del libre mercado

La condena al libre mercado, al capital, realizada por el papa Francisco en los últimos días ha sido celebrada y difundida por parte de sectores que sostienen esa postura desde hace rato. La gran diferencia no sólo es la sorpresa por escuchar esas declaraciones provenientes del Vaticano, sino la oportunidad política ante el peso que la figura del Pontífice tiene a nivel global. Impone así en la agenda internacional la obligación moral católica de construir un mundo más justo.

Los medios y la vulnerabilidad adolescente

El caso de un empresario procesado por explotación sexual de niños recibe menos atención por parte de los medios de comunicación uruguayos que el de un adolescente que está infringiendo la ley. No infomar sobre adultos que cometen esos delitos implica, además, una violación a los derechos de los niños. Un artículo de Brecha se refiere justamente a la disparidad y la indefensión con la que se abordan perdiodísticamente los temas que involucran a la infancia.

El particular uso mediático de la inflación

Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela son blanco del ataque de una prensa conservadora, que responde a los intereses de la derecha regional. Son esos cuatro y en una gran menor medida Brasil y Uruguay los países castigados por campañas contra sus mandatarios. En algunos de ellos la inflación es un problema con el que intentan lidiar los goberrnantes. Mientras se adoptan políticas como las de Nicolás Maduro en Venezuela o las que anunciaron en Argentina de importación de alimentos, los medios ostigan con el tema al público.

La construcción de un país más equilibrado

Un empresario agropecuario uruguayo afirmó que el gobierno de José Pepe Mujica se alimenta de la lucha de clases. Esa y otras definiciones explayadas en la misma entrevista son una muestra clara de la posición de la derecha del país. Una de las voces que respondió a estas declaraciones dijo que el presidente y su gabinete enfrentan la lucha de clases «de la manera más dialogada y consensuada posible».

Contralectura de los 100 personajes iberoamericanos

El diario El País de España, como casi todos los medios, se lanzó a la vorágine del fin del año con diversos balances. Entre ellos, llama la atención el de los “100 Personajes Iberoamericanos de 2013”. Sin embargo, no hay casi ningún texto de este especial de El País que nos diga quién es importante y quién no desde su punto de vista. El autor de la nota hace una contralectura de una lista marcada por el amiguismo, la mirada colonial y el amor por las élites.

El viejo luchador

El presidente uruguayo, José Pepe Mujica, recorrió los temas domésticos y de agenda exterior en una entrevista con Diario República. Reiteró que prefiere a los represores ancianos en sus casas, en vez de en la cárcel, dijo que la relación con Argentina está «trancada» y consideró que su país tiene buenas condiciones pero la clase política no está a la altura de ellas.