Cubanos en Centroamérica

Latinoamérica

La medida anunciada ayer sobre el tránsito de los migrantes en su paso hacia Estados Unidos es positiva y humanitaria, pero insuficiente. Tiene carácter de excepcionalidad y deja intactos problemas de fondo que deben ser corregidos. Si todo sale bien, la solución se aplicará entre 5 mil y 7 mil cubanos que están en territorio costarricense. La presión constante desde Washington.

Cuatro años de emancipación

Latinoamérica
Salim Lamrani

En diciembre de 2011, un nuevo organismo se convertía en actor ineludible de la escena internacional. La constitución de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños representò un avance en el proceso de integración. Esta alternativa puso fin a la subordinación a la OEA y materializó las aspiraciones de  Bolivar y Martí de una América Latina unida.

La disputa por el relato

Latinoamérica
Katu Arkonada

El ciclo progresista produjo la resignificación de la democracia que, ampliando los márgenes y modificando los límites de la misma para profundizar en una democracia plebeya que por primera vez, hacía coincidir los intereses de un país con los intereses de sus clases populares y mayorías sociales. Ahora, la nueva derecha regional ha conseguido instalar la idea del cambio.

Mujeres en fuga

Latinoamérica y El Mundo
Cristina Fontenele

El destino de quienes intentan escapar de la situación de extrema violencia que viven en sus casas, es Estados Unidos. Con sus hijos a cuestas, huyen de grupos criminales, carteles de drogas, abuso policial, y de las agresiones que sufren por parte de sus maridos. Un informe de las Naciones Unidas describe el estilo de vida que deben enfrentar.

Crónica amnesia colectiva

Latinoamérica

Itzamná Ollantay – Los apologetas de la industria de la miseria insisten en hacernos creer que sus idiosincrasias deben ser verdades universales para el resto, convirtiendo en ciencia sus creencias. Los vaticinadores del ‘fin del ciclo’ progresista creen que estamos hechos para ser pobres y ellos hacer industria con nuestras necesidades y dolor. El neoliberalismo fue convulsión y desdicha en el Sur.

Alerta roja en la región

Latinoamérica

Eduardo Paz Rada/Daniel Molineros – La conspiración imperalista, junto con la avanzada de los sectores de las oligarquías y burguesías locales, configura un escenario problemático para la democracia de los gobiernos de la región. Maurice Lemoin, periodista e investigador francés, detalla las similitudes del proceso actual con el contexto previo al golpe militar pinochetista.

Rezos por el efecto Macri

Latinoamérica

Las derechas latinoamericanas están agazapadas, esperando que Mauricio Macri venza a Daniel Scioli en las próximas elecciones para fomentar la caída del resto de los gobiernos progresistas y justificar el giro del continente en contra de la integración. El apoyo de los conservadores Hernrique Capriles, Aécio Neves, Lacalle Pou y Samuel Doria Medina al ex alcalde porteño.

Ejercicio de alto riesgo

Honduras

“Nosotros sabemos que por la peligrosidad del periodismo aquí, el quehacer comunicacional puede costarnos la vida”, afirma el periodista Ricardo Ellner. Además, asegura que el gobierno dictatorial de Juan Hernández condiciona la libre emisión de pensamiento, la libertad de expresión y de prensa. Las persecuciones y asesinatos a los trabajadores de prensa son moneda corriente.

Tiempo de golpes

Latinoamérica

Los gobiernos constitucionales de la región están sufriendo el asedio del gran capital, los monopolios mediáticos y la derecha política mundial. Los que apuntan a retornar al pasado dictatorial a través del golpìsmo quieren desterrar los avances democráticos para aplicar políticas neoliberales y represivas. Los casos de Ecuador, Argentina y Venezuela.

Justicia por mano propia

Latinoamérica

En Latinoamérica en general y en Guatemala en particular, los linchamientos contra los criminales son cada vez más frecuentes. Si bien en éste país se registra un alto numero de casos, en Bolivia y Argentina la acción colectiva de carácter privado e ilegal está cobrando fuerza. Contrario a lo que se podría suponer, no son muchos los que desaprueban los castigos físicos de este tipo.