10 años de cooperación

Latinoamérica

Ayer se conmemoraron 10 años desde que la esperanza del pueblo latinoamericano renació para derrotar al imperialismo y sus socios neoliberales. La creación del ALBA fue uno de los actos de mayor osadía política de la región. Luego de una década, la declaración de la última cumbre ratifica la búsqueda de la integración con desarrollo y soberanía que impulsaron su existencia. 

Alerta por la expulsión de migrantes

Haití y República Dominicana 

La Corte Interamericana de Derechos Humanos repudió la expulsión de 26 haitianos de República Dominicana. El organismo declaró la responsabilidad internacional del Estado dominicano por las violaciones de los derechos humanos de los migrantes. Señaló que se los privó ilegítimamente de su voluntad y luego se las deportó sin las debidas garantías. 

En contra de las tropas

Haití 

El martes se votó a favor de que la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití permanezca un año más ocupando el país con sus tropas. En ese sentido, las organizaciones de derechos humanos exigieron el retiro inmediato de la MINUSTAH. Sostienen que la sociedad no se encuentra “estabilizada” y que la ocupación no hizo más que empeorar la situación. 

Gobernar con el terror

Haití 

El fallecido dictador Juan-Claude ‘Baby Doc’ Duvalier impartió el terror en Haití. Víctima él mismo de la crueldad de su padre, quien le cedió el gobierno, fue el miedo y la tortura sistemática lo único que repartió igualitariamente. Agobiado por la oposición, huyó de la isla con los tesoros del Banco Central y condenó al caos al país, que aún sigue sufriendo sus consecuencias.

Haití es un país pacífico

Haití

La historiadora Suzy Castor, la mayor intelectual haitiana, coincide con otras voces del país sobre la necesidad de que se retiren las tropas de Naciones Unidas y descarta que la nación, la más pobre del Caribe, con una desigualdad enorme,  sea violenta. En una entrevista brinda su visión histórica, desde las dictaduras de los Duvalier, y analiza la situación actual.

El pueblo no quiere a las tropas

Haití

Pasaron 10 años y los haitianos siguen esperando que las tropas se retiren. Uruguay, que tiene allí un contingente que integra las supuestas fuerzas de estabilización, también cree que deberían irse, pero sostiene que la presencia militar extranjera es un mandato de Naciones Unidas. La situación del país empeoró. Un legislador apela a la postura del Parlasur.

Baby Doc cerca del banquillo

Jean-Claude Duvalier, conocido como Baby Doc, puede ser llevado a juicio por delitos de lesa humanidad, tras la sentencia de la Corte de Apelaciones de Puerto Príncipe, que para la CIDH representa un avance importante, a fin de reestablecer la confianza en la justicia del país. Durante la dictadura de Duvallier y su padre, Papa Doc, fueron asesinadas entre 20 mil y 30 mil personas, además de las detenciones arbitrarias y torturas cometidas en esos períodos.

Haití necesita que no lo abandonen

El ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva planteó la necesidad de revisar lo realizado por la misión de ONU en Haití desde 2004 y de analizar los pasos de aquí en adelante. Consideró que este tiempo, cuando restan dos años para las nuevas elecciones presidenciales, es el indicado para una conferencia que establezca los objetivos a seguir. Demandó, también, a la comunidad internacional que no se retire de ese país y que redoble los esfuerzos de ayuda.

Celac, la unidad regional

Los 29 jefes de Estado y gobierno que intervinieron en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños abogaron por la integración y la unidad dentro de la diversidad, que caracteriza a este bloque. Al final de la reunión se acordó declarar a la región como zona de paz.

La lenta reconstrucción, cuatro años después

Un terremoto de 7,2 grados de magnitud en la escala de Richter sacudió a Haití. El país quedó derruido y más de 200.000 personas murieron. Al poco tiempo, un brote de cólera, portado al país por las fuerzas extranjeras y que se diseminó con mucha facilidad debido a las pobres condiciones higiénicas, causó más desgracia y muerte. Miles de personas continúan viviendo en campamentos y otros fueron expulsados. El hacinamiento y la precariedad extrema perduran.