La CIA y los medios de Ecuador

Un versión indica que un centro periodístico instalado en Panamá por la ex candidata presidencial ecuatoriana Martha Roldós es financiado por una fundación estadounidense relacionada con la Central de Inteligencia Norteamericana (CIA). Y la versión generó revuelo y reacciones en el país, basados en el conocimiento de lo que la agencia ha hecho desde su nacimiento alrededor del mundo y en latinoamérica. Ecuador conforma junto a Venezuela, Argentina y Bolivia un eje del mal latinoamaericano para Estados Unidos.

La consolidación regional

La Celac mostró en la cumbre realizada en La Habana que es el organismo idóneo de integración regional, en el que, más allá de las diferencias ideológicas de los países, se pueden adoptar posiciones y políticas multilaterales que favorezcan al desarrollo y la igualdad en sus territorios.

Celac, la unidad regional

Los 29 jefes de Estado y gobierno que intervinieron en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños abogaron por la integración y la unidad dentro de la diversidad, que caracteriza a este bloque. Al final de la reunión se acordó declarar a la región como zona de paz.

Ecuador busca cambiar su matriz productiva

El gobierno de Rafael Correa estableció medidas de control de ciertas importaciones con el propósito de desarrolar la producción nacional y reducir el desequilibrio comercial. En el proceso de sustitución de importaciones el país produce una parte de los bienes de consumo no durables y muy poco de los durables. Por eso, la Secretaria Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) propone reiniciar el proceso en la industria farmacéutica, tecnologica y metalmecánica, lo cual requerirá de técnicos y mano de obra calificada.

La fuerza del no a la Unión Europea

Ecuador negocia un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, pero, a diferencia de Colombia y Perú, se ha mostrado inamovible en aspectos que considera no negociables. La postura es contundente en términos de biodiversidad y de derechos de autor, dos puntos -que se trasladan a cientos de capítulos- que Quito quiere proteger. Anteriormente el país había abandonado la mesa de las conversaciones porque entendía que no se daban las condiciones para una cooperación y había cuestionado el tema de la transferencia de tecnologías.

¿A quién beneficia un acuerdo con la Unión Europea?

En un inicio, allá por 2007, el objetivo fue pactar un Acuerdo de Asociación que contuviera tres grandes pilares: político, cooperación y comercial. Pero la UE se centró casi exclusivamente en el eje comercial. Hoy la CAN está muy desintegrada y la UE está en una crisis que perdura y quiere resolver su decrecimiento por la vía de las exportaciones. Por el contrario, los países de la región han podido no sólo esquivar la crisis, sino conseguir saldar buena parte de la deuda social heredada del neoliberalismo. 

La clase obrera no va al paraíso digital

El fallo de un tribunal de EE.UU. pone en jaque la neutralidad de internet. La red, tal como la conocemos, podría desaparecer para transformarse en un nuevo modelo de negocios como la televisión por cable. Aquella utopía que la concibe como un espacio libre de regulaciones políticas, económicas y morales, y que garantiza igualdad entre sus usarios, podría desvanecerse. En América Latina la regulación varía de acuerdo a la legislación de cada país. En la sociedad de la información, también conviven con los lobbys y las corporaciones.

Una política exterior soberana

Ecuador fue un fiel seguidor de las reglas impuestas por el mercado internacional, al punto de hacer del dólar su moneda. Una sucesión de gobiernos que fueron entregando la soberanía en términos económicos y políticos precedió al de Rafael Correa. En los últimos siete años, la cancillería, ahora con Ricardo Patiño al frente, fue retomando el espacio perdido y, pese a que el país no se ha desdolarizado, le devolvió la dignidad y el respeto ante los organismos extranjeros y las transnacionales, además de ubicarlo en el centro de la escena con la defensa de Julian Assange.

Correa: "Muchos están contra el gobierno porque no lo dominan"

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, cumplió siete años de mandato. Cambió la Constitución y al país, además de incorporarlo al eje latinoamericanista en el que ya estaban Venezuela, Brasil y Argentina. Se ganó enemigos poderosos, como los medios y el sector empresarial. Pero volvió a ganar las elecciones con el 57 por ciento de los votos el año pasado. Piensa que lo mejor de su gobierno ha sido generar crecimiento con justicia social. «El crecimiento ecuatoriano es el que más rápido disminuye la desigualdad en toda América Latina», afirma.

El particular uso mediático de la inflación

Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela son blanco del ataque de una prensa conservadora, que responde a los intereses de la derecha regional. Son esos cuatro y en una gran menor medida Brasil y Uruguay los países castigados por campañas contra sus mandatarios. En algunos de ellos la inflación es un problema con el que intentan lidiar los goberrnantes. Mientras se adoptan políticas como las de Nicolás Maduro en Venezuela o las que anunciaron en Argentina de importación de alimentos, los medios ostigan con el tema al público.