Los migrantes llegan a Tijuana y EE.UU. blinda la frontera

La caravana migrante está cerca de cumplir su cometido: llegar a Estados Unidos en busca de un futuro mejor. Del otro lado, el presidente Donald Trump desplegó más de 5.000 soldados para custodiar la frontera y advirtió que reprimirá a cualquiera que intente traspasar el muro. El contingente más grande de centroamericanos avanza en el noreste de México, a unos dos mil kilómetros de Tijuana.

Sin refugio: Trump restringe aún más la entrada de migrantes

El presidente de Estados Unidos sigue endureciendo las políticas migratorias. Esta vez, para impedir el ingreso de los miles de migrantes que avanzan en caravana desde Centroamérica. El gobierno estadounidense anunció que va a prohibir a quienes no entren por los puntos autorizados la posibilidad de pedir asilo o refugio. Trump calificó la caravana como una “invasión”.

Una reunión de “seguimiento” de la crisis migratoria

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se reunió en Tegucigalpa con su par de Guatemala, Jimmy Morales, para analizar la crisis migratoria que incluye a miles de centroamericanos, la mayoría hondureños, en caravana hacia Estados Unidos. Los dos presidentes convocaron a la reunión para dar “seguimiento” al encuentro celebrado el pasado 20 de octubre en Guatemala, en el que presentaron un plan de “retorno seguro” para solucionar la “tragedia” migratoria que se vive con el fenómeno de las caravanas de migrantes.

“Si lanzan piedras se les podrá disparar”, la nueva amenaza de Trump

Tras el envió de 5 mil soldados a las fronteras, y mientras la caravana se acerca a Estados Unidos, el presidente Donald Trump dio licencia al ejército para abrir fuego contra los inmigrantes en caso de que sea necesario. El mandatario repitió que los centroamericanos que huyen de la violencia y la pobreza en sus países representan una “invasión” y aseguró que las tropas estadounidenses podrían disparar en caso de ser atacadas apenas “con una piedra”.

“Serán frenados”, Trump envía al Ejército contra la caravana migrante

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este jueves que enviará a tropas del Ejército a la frontera con México para impedir la entrada de la caravana de más de 7 mil migrantes centroamericanos, que continúa su marcha hacia Estados Unidos. Un funcionario del Pentágono ratificó la decisión del mandatario y adelantó que enviará hoy 800 militares a la zona limítrofe con México.

Trump furioso: recortó ayuda económica por la caravana de inmigrantes

El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó que recortará “sustancialmente” la ayuda exterior que otorga a Guatemala, Honduras y El Salvador por no haber “impedido” la salida de la caravana de inmigrantes. “¡Cada vez que vean la caravana, o a gente viniendo ilegalmente, piensen y culpen a los demócratas por no darnos los votos para cambiar nuestras patéticas leyes migratorias! ¡Recuerden las elecciones de medio mandato!”, exclamó Trump, que reafirmó su política antimigratoria.

Una marcha desesperada, más de 3.000 kilómetros a pie para llegar a EE.UU.

Más de 7.000 centroamericanos, la mayoría de Honduras, avanzan en caravana hacia Estados Unidos para intentar cruzar en masa la frontera. Los migrantes ya recorrieron cientos de kilómetros y pasaron dos noches en México a la intemperie. El portavoz de la ONU pidió que sean tratados “con respeto y dignidad”. La respuesta del presidente estadounidense Donald Trump fue, sin embargo, recortar la ayuda económica a Centroamérica por no “impedir que la gente salga de su país”.

Estados Unidos reclamó medidas antimigratorias a países de Centroamérica

Latinoamérica y el mundo La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos exhortó a los cancilleres de los países centroamericanos a que desarrollen políticas que frenen la migración ilegal. En medio de la condena internacional a la medida migratoria de “política cero” de Donald Trump, Kirstjen Nielsen afirmó que aceptarán a quienes ingresen al país

Estados Unidos responsabilizó a países de Centroamérica por la crisis migratoria

Centroamérica

En la cumbre con los presidentes de Nicaragua, El Salvador, Honduras y Guatemala, el vicepresidente estadounidense Mike Pence pidió el fin del “éxodo” centroamericano. Pence explicó que 150.000 personas de estos países ingresaron en los primeros seis meses del año, defendió la política migratoria de Donald Trump y advirtió que “lo que el presidente dice lo cumple”. Los mandatarios centroamericanos reclamaron una “reforma migratoria” para regularizar la situación de quienes ya viven en el país.

Centroamérica arde en llamas

Centroamérica 
Ulises Noyola Rodríguez

Si el número de deportaciones adquiere una escala masiva en Estados Unidos en los próximos meses, los gobiernos centroamericanos se verán obligados a recibir crecientemente a migrantes ilegales en medio de una crisis humanitaria. A pesar del silencio de los grandes medios de comunicación, son indudablemente estos países los que sufren con mayor violencia la dominación de Estados Unidos. Y el futuro que depara a los centroamericanos dependerá fundamentalmente de la resistencia de los movimientos sociales contra la política migratoria de Donald Trump. Lo más atroz vendrá para los migrantes si se llegara a concretar la construcción del muro fronterizo entre Estados Unidos y México,