Dilma hace frente a los mercados

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, aseveró que su país puede soportar una crisis financiera, como la que amenaza a los países emergentes. Y ante las críticas del mercado por no reducir la deuda pública su gobierno se mostró inflexible. Los subsidios y los programas sociales no se tocarán. Suspenderlos implicaría sacar a un porcentaje importante de los brasileños el acceso a bienes y servicios, además de eliminar el plan “Mi casa, mi vida”.

El ciclo del PT en Brasil no está terminado

El coro neoliberal repite ante cada nueva elección que el modelo de crecimiento está agotado. Presionan en favor de la suba de la tasa de interés, ante un supuesto descontrol inflacionario. Quieren el abandono del actual modelo económico y el regreso a las políticas de ajuste, que llevaron al país a una profunda y prolongada recesión. Sin embargo, los índices económicos y sociales le siguen otorgando a Dilma un alto repaldo popular y es la favorita para ser reelecta, mientras tanto Lula mantiene la imagen del más importante líder político de Brasil.

Brasil se juega en Cuba su liderazgo en América Latina

La presidenta brasileña Dilma Rousseff participó del Foro Económico Mundial en Davos que reúne a la elite delempresariado mundial y siguió viaje a Cuba. El viaje a Suiza tuvo como propósito reconquistar la confianza de los inversionistas, que miran preocupados el crecimiento de la inflación. En La Habana, más allá de la cumbre de la Celac, la mandataria dejó claro que su país quiere aumentar su presencia económica en la isla, a partir de los cambios implementados por Raúl Castro,  y al mismo tiempo consolidar su liderazgo en América Latina.

Celac, la unidad regional

Los 29 jefes de Estado y gobierno que intervinieron en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños abogaron por la integración y la unidad dentro de la diversidad, que caracteriza a este bloque. Al final de la reunión se acordó declarar a la región como zona de paz.

Los señores de la economía

El Foro de Davos es el espacio del mercado, de los poderosos, de las empresas que deciden el camino del mundo y protegen cual templarios al capitalismo. Allí se ha dicho, la semana pasada, que “es difícil crear empleo actualmente porque las economías avanzadas no han consolidado aún su recuperación y las emergentes frenan su aceleración”. Esta es la posición de quienes como lema se manifiestan “comprometidos con mejorar el estado del mundo”.

Las maquilas, el negocio de Cartes en el Mercosur

Después de siete años de dilaciones Paraguay aceptó finalmente la incorporación de Venezuela al Mercosur. El Congreso que dio un golpe parlamentario contra un presidente constitucional, cuestionaba al gobierno venezolano por no respetar las instituciones democráticas. Ese rechazo formaba parte del boicot a la región por parte de Washington. Detrás de esta nueva postura, hay razones económicas: el 60 % de las exportaciones a este mercado son productos industriales, en gran parte de capital extranjero, ligado al negocio de las maquilas.

La clase obrera no va al paraíso digital

El fallo de un tribunal de EE.UU. pone en jaque la neutralidad de internet. La red, tal como la conocemos, podría desaparecer para transformarse en un nuevo modelo de negocios como la televisión por cable. Aquella utopía que la concibe como un espacio libre de regulaciones políticas, económicas y morales, y que garantiza igualdad entre sus usarios, podría desvanecerse. En América Latina la regulación varía de acuerdo a la legislación de cada país. En la sociedad de la información, también conviven con los lobbys y las corporaciones.

Tribunal de La Haya

Se organizaron para salir en grupo a ver vidrieras en las fiestas de diciembre, para admirar aquello que jamás podrán consumir. Los habituales asistentes a los shoppings sintieron indignación por compartir su espacio con ellos. Para los centros comerciales fue una situación escandalosa. Intervino la policía y luego la justicia, que otorgó el derecho el adminisión a los centros comerciales, lo que generó una mayor conflictividad social. Había surgido como un divertimento, un divertimento pobre, para pobres, que ni siquiera fue posible.

Nuestro norte es el sur

La manera en la que se negocie el acuerdo con la Unión Europea puede comprometer el futuro de los países del Mercosur, si se ven vulnerados los objetivos de defender y priorizar el fortalecimiento de empresas regionales y la diversificación de matrices productivas. 

Tratado UE-Mercosur, el retorno de los espejitos de colores

En 2005 los gobiernos del Mercosur rechazaron el tratado del ALCA que intentaba imponer entonces Estados Unidos en la región. Un acuerdo de libre comercio similar trata de llevar adelante la Unión Europea (UE) disfrazado como un acuerdo de cooperación económica. El propósito es buscar una salida para la crisis europea y hacer con el Mercosur lo que ya hicieron con la Comunidad Andina de Naciones, desintegrar un bloque homogéneo. Sin embargo, la iniciativa encuentra duras resistencias en Argentina, Brasil y Venezuela.