Castillo se retractó sobre la posibilidad de otorgarle una salida al mar a Bolivia: «Me expresé mal»

El presidente de Perú, Pedro Castillo, se retractó de sus dichos vertidos la semana pasada y dijo que no tiene intenciones de dar una salida soberana al mar a Bolivia. «Sí, me expresé mal, pido disculpas a nuestro pueblo. Quiero nuevamente decirle que nada haré en mi gobierno sin consultar al pueblo», aseguró el mandatario.

«El concepto de conceder mar a Bolivia es el mismo que tuvieron los expresidentes (Alberto) Fujimori y (Alan) García, con la condición de que podríamos ampliar las zonas de Bolivia Mar con la ventaja de desarrollar un polo de crecimiento económico y turístico con inversiones de ese hermano país», agregó Castillo.

Bolivia Mar es una playa en el departamento peruano de Moquegua (sur), cercana al puerto de Ilo, que tiene una extensión de 5 kilómetros de largo y que fue cedida a Bolivia en calidad de comodato (préstamo) por un lapso de 99 años en 1992, durante el gobierno de Fujimori.

La cesión de la playa nunca implicó soberanía del país altiplánico sobre su territorio; la cesión, cuyos alcances se ampliaron durante el segundo gobierno de Alan García (2006-2011), sigue vigente, aunque dicho país no haya hecho uso de los beneficios ofrecidos, incluidas actividades portuarias.

La semana pasada, durante una entrevista a la cadena CNN en Español, Castillo afirmó que daría una salida soberana al mar a Bolivia, previa consulta a la ciudadanía peruana, lo que levantó protestas por el carácter inconstitucional de la propuesta y por mermar la integridad del territorio peruano.