Caravana migrante: murió una niña que había sido separada de sus padres

Una niña de 7 años, que había sido separada de su familia al cruzar ilegalmente la frontera, murió este viernes mientras estaba bajo la custodia de las autoridades estadounidenses. Procedente de Guatemala, la pequeña falleció por “deshidratación y shock”, según confirmó el servicio de vigilancia de frontera.

Supuestamente la niña llevaba varios días sin comer ni beber y empezó a sufrir convulsiones unas ocho horas después de haber sido detenida. Fue trasladada al hospital, donde finalmente murió. Según informó The 
Washington Post, la nena ingresó a la clínica con 41 grados de fiebre.

El padre de la menor se encuentra en El Paso, Texas, esperando reunirse con representantes del consulado de Guatemala. El caso de esta niña es el más extremo desde la aplicación de las medidas de tolerancia cero a la inmigración impuestas por el gobierno de Donald Trump, que separó a miles de niños de sus familias y los envió a una especie de cárceles para chicos.

Mientras las caravanas de migrantes siguen llegando a la frontera de Estados Unidos, Trump ordenó el despliegue de miles de tropas para evitar que los inmigrantes crucen la frontera de manera clandestina.