Caravana en México: la Guardia Nacional disparó contra un auto de migrantes y mató a una persona

La muerte de un migrante cubano que recibió una bala durante un tiroteo de la Guardia Nacional de México conmociona al país, mientras la masiva caravana avanza a paso firme tras diez días de caminata. Ante las numerosas denuncias de los activistas, la fuerza policial admitió que sus agentes dispararon contra un auto que supuestamente había intentado embestirlos. La Fiscalía investiga el hecho bajo la carátula de “homicidio calificado”. 

Los investigadores a cargo de la causa confirmaron que hallaron el cuerpo sin vida de Cristobal ‘N’ con notorias heridas de bala cerca de un camino rural de Chiapas

Activistas que acompañan a la caravana migrante, como Irineo Mujica de Pueblo Sin Fronteras, denunciaron que durante el ataque la Guardia Nacional abrió fuego contra varios migrantes, causando al menos 13 heridos.

Además, presentaron una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Qué dice la Guardia Nacional

Finalmente, la Guardia Nacional admitió los disparos. En un comunicado, alegó que el auto en cuestión había evadido un puesto de seguridad del municipio de Huixtla y que ignoraron la voz de alto de los agentes.

“Contrario a las instrucciones, el conductor intentó embestir a los elementos de la Guardia Nacional acelerando la marcha del vehículo, por lo que ante la respuesta del conductor y al verse en riesgo inminente su integridad, accionaron sus armas para detener el vehículo logrando la detención de su marcha aproximadamente 50 metros adelante“, expuso la institución.

Señaló que del vehículo descendieron varias personas que intentaron correr en distintas direcciones, que luego fueron arrestadas. Dentro del auto había “cuatro personas que se encontraban lesionadas, así como una que no presentaba signos vitales“, detallaron.

Además, señaló que fue arrestado el conductor de la camioneta, quien quedó a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR) y también fueron detenidos nueve migrantes de diferentes nacionalidades en coordinación con el Instituto Nacional de Migración (INM).

El avance de la caravana

La caravana, formada por alrededor de 5.000 migrantes -en su mayoría centroamericanos y haitianos-, reanudó su camino este lunes, y avanzó unos 20 kilómetros más hasta llegar al suroeste de Chiapas.

Ya avanzaron en total más de 100 kilómetros, en su objetivo de llegar hasta la Ciudad de México -que está a más de 1.100 kilómetros- para regularizar su situación migratoria y posteriormente llegar a la frontera norte.

La región vive una ola migratoria sin precedentes desde comienzos de año, con un flujo histórico de 147.000 indocumentados detectados en México de enero a agosto, el triple de 2020.

Este grupo -que lleva más de una semana caminando- comenzó su marcha luego de que en los primeros días de septiembre las autoridades mexicanas frustraran el avance de cuatro caravanas de migrantes que partieron desde Tapachula, municipio de Chiapas fronterizo con Guatemala.