Carabineros balearon a dos adolescentes en un instituto de menores

La policía de Chile disparó contra dos adolescentes en hogar de niños en el sur de Chile dejando a las víctimas con heridas de bala en sus piernas, según informó la Defensoría de la Niñez. Los hechos ocurrieron en la residencia del Servicio Nacional del Menor (Sename) de la ciudad de Talcahuano, unos 600 kilómetros al sur de Santiago, cuando agentes de Carabineros (policía militarizada) abrieron fuego contra un chico de 17 años y otro de 14.

“De manera absolutamente injustificada y desmedida utilizan sus armas de fuego y causan lesiones al menos a dos niños que se encuentran ahora en el hospital recibiendo atención médica”, indicó la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz.

El ingreso de los uniformados a la residencia y los disparos está bajo investigación. Todavía las autoridades no aclararon el contexto en el que sucedieron los hechos.

Muñoz pidió al gobierno “que adopte las medidas que sean pertinentes para que Carabineros de Chile deje de actuar de esta forma atentando de manera significativa contra la vida de niños, niñas y adolescentes”.

“Esta situación es una manifestación más del horror que representa la violencia estatal ejercida por quienes teniendo el deber de proteger a los niños, niñas y adolescentes, en definitiva les atacan de manera injustificada e indebida”, agregó la defensora de la Niñez.

El hecho también fue condenado a nivel internacional por Unicef Chile, la agencia de Naciones Unidas especializada en infancia, que pidió “recabar los antecedentes para esclarecer los hechos ocurridos”.

“Ninguna situación justifica que Carabineros haga uso de armas de fuego para contener incidentes que involucran a menores de edad, especialmente si se encuentran bajo la protección del Estado”, señalaron.

Desde Amnistía Internacional, la representante para las Américas, Erika Guevara-Rosas, condenó la “violencia estatal perpetrada por Carabineros” que consideró que llegó a “un nuevo máximo” tras herir a dos niños. “Esto no puede quedar impune. Investigación a mandos y refundación de Carabineros ya!”, publicó.

La policía está acusada por violaciones a los derechos humanos por parte de organismos internacionales desde el inicio de las protestas sociales que sacudieron al país austral en octubre de 2019. En más de un año de revuelta social, al menos una treintena de personas murieron y miles fueron detenidos y heridos.