Capturaron en Brasil a un capo de la mafia italiana fugado de Uruguay en 2019

El capo italiano Rocco Morabito, fugado de una cárcel de Uruguay en junio de 2019, fue capturado en la ciudad de Joao Pessoa, en el nordeste de Brasil, informó la Policía Federal. Morabito, de 54 años, considerado capo de la Ndrangheta (mafia calabresa), fue arrestado “junto a otro forajido italiano”, cuya identidad no fue revelada, como resultado “de una investigación conjunta entre Brasil e Italia”, según un comunicado de la policía.

“Desde el domingo, un equipo de policías italianos de la Oficina Central de la Interpol en Roma, que participó de la investigación, y de los Carabinieri, se trasladó a Brasil ante la perspectiva de que la detención fuese hecha”, agregó el cuerpo policial.

Según la PF, Morabito es uno de los delincuentes más buscados de Italia.

“Hay registros de la actuación de Rocco Morabito en la organización del tráfico de drogas entre Brasil y Europa desde la década de los 90”, explicó la PF.

El Supremo Tribunal Federal (STF) había ordenado su detención.

Morabito era buscado desde 1995 por la justicia italiana, que lo acusa de asociación ilícita y tráfico de drogas, y había sido condenado en ausencia a 28 años de cárcel, que más tarde se amplió a 30 años.

Uno de los hombres más buscados 

Las autoridades uruguayas detuvieron a Morabito, que fue considerado uno de los 10 delincuentes más buscados del mundo, en 2017 en un hotel de Montevideo tras residir 13 años con otra identidad en el balneario uruguayo de Punta del Este.

La justicia uruguaya aprobó su extradición a Italia en 2018, pero en junio de 2019 protagonizó una sonada fuga por la azotea de la Cárcel Central de Montevideo junto a otros tres extranjeros, y desde entonces estaba prófugo.

En 1994, Morabito se esfumó de Milán, donde llegó a ser conocido como el “rey de la cocaína”.

Allí había arribado con 25 años, proveniente de su pueblo natal de Africo, en Calabria, considerado el “bastión de la Ndrangheta”.