Rap por la salida al mar

Bolivia y Chile

Un joven de 23 años que nunca antes había conocido el mar viajó hasta allí y grabó un rap que acompaña el reclamo de su país a Chile por la salida al mar. Aseguró que muchos bolivianos se mueren sin conocer el Pacífico y viven con una tristeza arraigada a ese sueño. Ante la inmensidad del océano, Diego Calasich y su grupo filmaron el video de la canción de protesta. 

The Clinic online

Macarena Gallo- The Clinic (Chile) 

Recién a los 23 años cumplió su sueño de conocer el mar. Todo gracias al video donde exige mar para Bolivia y que fue grabado en enero en Tacna. Según él, el rap -que suma más de 200 mil visitas en youtube- fue un medio de protesta para incentivar la causa marítima boliviana. “Muchos se han muerto sin conocerlo. Es una injusticia”, dice Diego-Calasich.

“Escogimos un rap porque es un medio de protesta e incentiva la causa. Además que en Bolivia es muy popular este ritmo. Y, bueno, el video ‘Oye, chileno, devuélveme el mar’ surgió después del fallo de La Haya sobre el triángulo pesquero. Lo hicimos con mi padre y mi amigo Gary Flores. Tomé clases de canto intensivas y nos aventuramos a viajar a Tacna. Desde el inicio, el viaje fue una travesía: 16 horas vía terrestre de ida y el mismo tiempo de vuelta. Estábamos cansados porque llegamos a la madrugada.

Nos despertamos temprano y tuvimos que viajar una hora para ir a la playa. Yo no conocía el mar. Era mi sueño de niño. De hecho, la primera vez que conocí el mar fue por este video. Cuando tuve el mar de frente, fue tan mágico que me quedé petrificado mirando la grandeza de Dios. Es algo indescriptible. Porque cuando era niño, cada quien contaba sus historias y estar frente a ello, es una inspiración divina y es una comprobación de que Dios existe. Para mí, es un honor haberlo conocido. Hay mucha gente que no conoce el mar y lleva en su corazón esa tristeza. Y muchos se han muerto sin conocerlo.

Es una injusticia.

A la playa llegamos caracterizados. Yo hacía de boliviano, y mi compañero de chileno. Eso impactó a la gente. En los primeros segundos del video clip se ve el mástil sin bandera chilena, debido a que turistas peruanos al ver que estábamos flameando la bandera chilena, nos la quitaron y nos llevaron a la comisaría. Los guardacostas nos decían: “¡Dejen de provocarnos!” Pensaban que éramos chilenos: “Admitan que son chilenos, y los mandamos a Arica, se lo decimos por su seguridad”. En ese momento, sacamos nuestras credenciales y reconocieron a mi padre como cineasta. Gracias a eso nos dieron la autorización de filmar, y es por esa razón que el video clip no tiene la bandera chilena.

 “Escogimos un rap porque es un medio de protesta e incentiva la causa. Además que en Bolivia es muy popular este ritmo. Y, bueno, el video ‘Oye, chileno, devuélveme el mar’ surgió después del fallo de La Haya sobre el triángulo pesquero”

Con el video clip quisimos reflejar que nosotros, como bolivianos, sentimos rabia por una actitud prepotente de algunos dirigentes chilenos que se refugian en el Tratado de 1904; sabiendo que éste fue impuesto de modo injusto. A mí me molesta la actitud de los chilenos. Por ejemplo, en el video, el soldado chileno le responde al boliviano: “Qué tanto te quejas si al mar cuando quieras tú puedes llegar. Venga un abrazo, que lo voy a consolar”. Eso da rabia. A mí me molesta la actitud dilatoria y paternalista de los chilenos. Un ejemplo: cuando una persona del pueblo quiere ingresar a Chile recibe trato discriminatorio y racista. En muchas oportunidades, nosotros sabemos que en la frontera a nuestros compatriotas les tratan mal por ser personas del campo. Es por eso que en el rap decimos: “No te gusta mi cara, ni como me muevo, que si tengo sombrero, que si como una fruta…”. Eso refleja la actitud discriminatoria de ustedes. En todo caso, no tengo nada contra los chilenos. Tengo muchos amigos chilenos y familia lejana que vive en tu país. Algún día me gustaría conocer Chile.

 A los bolivianos el gas nos sobra, tenemos la reserva más grande de litio, tenemos un turismo increíble, pero no tenemos mar ni el cobre que nos pertenece. Si recuperamos eso, estaríamos mucho mejor. En mi opinión personal, la solución al problema marítimo es el diálogo entre ambas partes. Conocernos entre bolivianos y chilenos. Creo que la propuesta del presidente Pinochet fue la más certera de entregar a Bolivia una costa de 10 km sobre la línea de la Concordia, pero el diálogo debe ser el común denominador para subsanar los prejuicios que tenemos como hermanos. Para los bolivianos el progreso es sinónimo de mar. Y sin mar, no hay progreso, eso nos inculcan desde niños. Y que tenemos que defender nuestro mar. Nos dicen que es la única manera de progresar.

El video ha tenido muy buena respuesta. Sirvió para subirles la moral a los conscriptos. Pero lo que me llamó la atención de los comentarios, en youtube, fue que dijeran que el actor boliviano parecía chileno y viceversa, y no se fijaron en el fondo del clip que es un llamado a luchar por nuestro mar”.

 

Leer el artículo aquí 

Ver video aquí