Cambio climático, el peor de todos

Latinoamérica y El Mundo

El Día Mundial del Ambiente se celebra hoy en todo el mundo con la esperanza de que se accione para frenar el cambio climático. Derretimiento de glaciares, suba del nivel del mar, sequías prolongadas, inundaciones, y mayor virulencia de los efectos climatológicos son consecuencias del incremento de la temperatura del globo. ONU urge a parar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Greenpeace Argentina

Editorial – La Razón (Bolivia)

Hoy se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, fecha instaurada en 1972 por la ONU a fin de motivar a las personas para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sustentable. El lema de este año, “Elevar nuestra voz, no el nivel del mar”, intenta llamar la atención respecto a uno de los mayores riesgos del cambio climático: el derretimiento de los glaciares.

Fenómeno que amenaza con destruir cientos de especies de animales, así como también ciudades costeras. En concordancia con el lema, la conferencia de este año organizada por las Naciones Unidas tendrá lugar en la isla caribeña de Barbados, una entre muchas de las pequeñas naciones insulares cuya existencia corre peligro debido al creciente aumento del nivel de los océanos.

“La conferencia de este año organizada por las Naciones Unidas tendrá lugar en la isla caribeña de Barbados, una entre muchas de las pequeñas naciones insulares cuya existencia corre peligro debido al creciente aumento del nivel de los océanos”

Más allá de los riesgos que cada región afronta, queda claro que el calentamiento global, como su propio nombre lo indica, afecta a todas las naciones del mundo, y es responsabilidad de todos contribuir para contrarrestar este fenómeno.

En el plano personal, acciones tan sencillas como desconectar los aparatos y las luces que no se están utilizando, apoyar iniciativas para reducir los desechos alimenticios, ir andando al trabajo, plantar árboles o poner en marcha campañas de reciclaje contribuyen grandemente en esta encrucijada.

En el ámbito nacional, el mayor desafío consiste en preservar nuestros bosques, ya que su quema no solo potencia el deshielo de los glaciares, como antes se dijo, sino que además son los únicos que pueden absorber los gases de efecto invernadero (los principales causantes del calentamiento global); amén de albergar plantas y animales y de proveer servicios ecológicos imprescindibles para garantizar la biodiversidad y el bienestar de las sociedades.

Última Hora (Paraguay)

Darle una cara humana a los temas ambientales, motivar que las personas se conviertan en agentes activos del desarrollo sostenible y equitativo, promover el papel fundamental de las comunidades en el cambio de actitud hacia temas ambientales, y fomentar la cooperación, son algunos de los objetivos establecidos por la ONU con relación a esta fecha conmemorativa.

Una de las principales preocupaciones a nivel mundial es el cambio climático. El mundo está ingresando a una era de gestión de daños y amplificación de riesgos como consecuencia del cambio climático.

El aumento de la temperatura del planeta, a causa de las emisiones CO2 generadas por el hombre, es una realidad. Esta situación genera cambios drásticos en el ecosistema e impacta directamente sobre sus habitantes, señala un informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas.

Es por esto que se pueden ver casos en algunas regiones del mundo donde cada año, las sequías son más intensas, mientras que en otras zonas, las lluvias que antes regaban los campos, hoy los inundan.

A pesar de todo, el nivel de emisión del CO2 generado por el hombre, sigue creciendo.

“Una consecuencia real y que ya afecta a varias regiones es la falta de disponibilidad de agua y la dependencia de la energía hidroeléctrica. Con la falta de agua, se crea un riesgo para el abastecimiento de energía en sociedades dependientes de esa fuente”

La región de América Latina tiene bajas emisiones de efecto invernadero en comparación a otras regiones del mundo. A pesar de esto, el cambio climático es un problema global, no se puede atribuir solo a ciertas regiones o países la responsabilidad sino que hay que asumir que todo el conjunto es responsable del problema y por ello, también de la solución.

Otra consecuencia real y que ya afecta a varias regiones es la falta de disponibilidad de agua y la dependencia de la energía hidroeléctrica. Con la falta de agua, se crea un riesgo para el abastecimiento de energía en sociedades dependientes de esa fuente.

Lo más tangible que se puede ver como consecuencia del cambio climático son los eventos catastróficos que son cada vez más frecuentes y conllevan pérdidas humanas y materiales.

Pero no todas son malas noticias, señalaron desde el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), en el último informe que elaboraron.

“Creo que realmente el gran avance en este informe es la nueva idea de pensar sobre el manejo del cambio climático como un problema en riesgos administrativos”, afirma el doctor Chris Field, copresidente del grupo de trabajo que redactó el informe.

“El cambio climático es realmente importante pero tenemos un montón de herramientas para lidiar efectivamente con él; simplemente necesitamos ser inteligentes al respecto”.

El documento hace un énfasis mucho mayor en adaptar los impactos del clima. El problema, como siempre, es quién paga la cuenta.

“El índice de deforestación es alarmante en el Bosque Atlántico de Alto Paraná -Paraguay-, tanto, que se puede decir que dentro de los próximos 5 años estos bosques dejarían de existir si se continúa con el ritmo actual de deforestación”

El informe brinda la base científica para decir que esta es la cuenta, alguien tiene que pagar y con los fundamentos científicos es relativamente más fácil ahora acudir a las negociaciones sobre el clima en la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático y comenzar a llegar a acuerdos sobre quién pagará por la adaptación.

Iniciativas a nivel local

En nuestro país, poco o nada se habla aún de cambio climático, de todos modos, existen instituciones que realizan trabajos de reforestación, para concienciar sobre la contaminación y para buscar un país más sustentable. A todo pulmón, Fundación Milenio y WWF Paraguay son solo tres ejemplos de organismos no gubernamentales que trabajan en el ámbito ambiental. 

El índice de deforestación es alarmante en el Bosque Atlántico de Alto Paraná, tanto, que se puede decir que dentro de los próximos 5 años estos bosques dejarían de existir si se continúa con el ritmo actual de deforestación. 

En el sector privado también existe un cambio de mentalidad en cuanto a construcciones de gran envergadura. Son varias las obras ambientalmente sustentables que están en proceso de construcción y otros ya en funcionamiento.

A nivel público, la Secretaría del Ambiente (SEAM) es la encargada de emprender las acciones y políticas públicas para concientizar a la población nacional.

Pero aún con la iniciativa de instituciones de por medio, son las personas quienes deben tener un cambio al respecto. El medio ambiente tiene que ver con todos y con todo nuestro entorno, por eso es importante crear conciencia para cuidar el mundo, el agua, los bosques, la tierra y el aire todos los días.

En cada lugar, cada persona puede sumar su grano de arena para lograr un mundo más amigable con el medio ambiente.

 

Leer artículo completo de La Razón aquí

Leer artículo de Última Hora aquí