Brasil pone fin a la emergencia sanitaria decretada por la pandemia

Brasil levantará la emergencia sanitaria decretada en febrero de 2020 por la llegada del covid-19 debido a que el número de muertos y contagios disminuyeron drásticamente. «Gracias a la mejora del escenario epidemiológico, la amplia cobertura de vacunación de la población y la capacidad de asistencia del SUS (el sistema público de salud), tenemos condiciones para anunciar hoy el fin de la emergencia de salud pública», aseguró el ministro de Salud, Marcelo Queiroga.

El funcionario detalló que «en los próximos días será editado un acto normativo» para concretar oficialmente el fin de la emergencia sanitaria, decretada el 3 de febrero de 2020 y que permite el uso de vacunas de emergencia y la compra de medicamentos sin licitación, entre otras medidas extraordinarias contra el covid.

«Esta medida, sin embargo, no significa el fin del covid-19. Seguiremos conviviendo con el virus», señaló el funcionario.

La determinación ocurre semanas después de que el presidente Jair Bolsonaro, un escéptico del coronavirus, pidiera a Queiroga decretar el «fin de la pandemia» para que Brasil regrese a «la normalidad».

El gobierno del mandatario ultraderechista es cuestionado por el manejo de la pandemia, que dejó casi 662.000 muertos en Brasil desde marzo de 2020, una cifra superada sólo por Estados Unidos.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, Bolsonaro intentó evitar medidas restrictivas de contención del virus, defendió medicamentos sin eficacia científica comprobada -como la hidroxicloroquina- y sembró dudas sobre las vacunas anticovid.

El anuncio del levantamiento coincide con el relajamiento de medidas contra el coronavirus y con la caída drástica del número de decesos semanales, con más del 75% de los 213 millones de habitantes completamente inmunizados.