“Dios encima de todos”, el ministro de Educación propuso que así sea el saludo en las escuelas

El ministro de Educación de Brasil, Ricardo Vélez Rodríguez, envió un mail a todas las escuelas del país por el comienzo del ciclo lectivo para que los directivos la leyeran el primer día de clases frente a los alumnos. En ella, además de pedir que graben a los chicos mientras cantan el himno, incluye el slogan de campaña que utilizó el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro para que lo reciten en todos los centros educativos. El objetivo, de acuerdo a Vélez Rodríguez, es que la actividad sea parte de una “política de incentivo para valorizar los símbolos nacionales”.

“Brasileños, vamos a saludar el Brasil de los nuevos tiempos y celebrar la educación responsable y de calidad que desarrollaremos en nuestra escuela por los profesores, en beneficio de ustedes, alumnos, que constituyen la nueva generación. Brasil por encima de todo, Dios por encima de todos”, afirmaba el mensaje firmado por el ministro, que debería ser leído ante los estudiantes, maestros y funcionarios de las escuelas. El ministro, que supo ser profesor en los colegios del Ejército, se vió obligado a eliminar el lema de Bolsonaro por las críticas que recibió.

Vélez Rodríguez es un educador ultraconservador que denuncia la existencia de “marxismo cultural” e “ideología de género” en la enseñanza y que fue recomendado por el gurú ideológico del presidente Jair Bolsonaro, el astrólogo radicado en Estados Unidos Olavo de Carvalho.

Hasta el mismísimo Escola Sem Partido, la organización política antipetista que acompaña la intención de Bolsonaro y Vélez Rodríguez de “desideologizar las escuelas”, salió al cruce del ministro. “Que quede claro: el problema no es el himno ni, a nuestro ver, la filmación de los alumnos (todos los días niños son filmados en escuelas, y nunca nadie se quejó).
El problema es la recomendación para la lectura de esa carta. Eso sí”, escribió el movimiento a través de la red social Twitter.

Sin embargo, para muchos juristas y educadores, tanto la grabación para usos institucionales como la exhortación a usar las palabras de Bolsonaro van en contra de las libertades, los derechos y la ley.

Por caso, el presidente de la Asociación Brasileña de Escuelas Particulares, Arthur Fonseca Filho, afirmó que: “El ministerio no debería mandar un pedido que suena como una orden pidiendo que los alumnos canten el himno … El más grave es el pedido de envío de la grabación. Eso es ilegal. No puedo enviar imágenes de los profesores, alumnos y empleados sin su autorización “.

Finalmente, el ministro tuvo que rectificar el pedido. “Percibí el error. Quité esa frase (con el slogan de Bolsonaro) y la parte correspondiente a filmar niños sin autorización de sus padres. Evidentemente si algo se publica, será dentro de la ley, con la autorización de los padres”, reconoció Ricardo Vélez Rodríguez.

La nueva carta que será enviada a las escuelas de todo el país pide que, tras leer el mensaje del ministro , la comunidad escolar se forme en filas frente a la bandera brasileña para cantar el himno y que algún representante del establecimiento grabe videos del acto y los envíe al ministerio para “eventual uso institucional”.

Pero “la grabación debe estar precedida de una autorización legal de la persona filmada o de su responsable”, aclaró este martes el ministerio, que enfatizó el carácter “voluntario” de la propuesta.

La medida original desató fuertes críticas entre representantes de la oposición, pero también desde el oficialismo salieron a cuestionarlo para despegarse de la decisión. .”Divulgar el eslogan de la campaña de Bolsonaro fue el problema (…) Va contra la ley, no se puede colocar, en un mensaje que no es de propaganda gubernamental, algo que esté ligado a la propaganda”, afirmó el vicepresidente Hamilton Mourao.