Un paso en la regulación de Internet

Brasil

Brasil abrió el camino en la regulación de Internet con la aprobación del Marco Civil, una ley que busca garantizar la libertad de expresión y comunicación, como la protección de la privacidad del usuario. En coincidencia con ese hecho, el país hospedó la cumbre Net Mundial, en la que Dilma Rousseff afirmó que los derechos del usuario deben estar protegidos.

Palacio Do Planalto

Redacción – Página 12 (Argentina)

La cumbre NetMundial sobre la gobernanza de Internet comenzó ayer en San Pablo con un fuerte llamado a la regulación global de la red, críticas al espionaje de Estados Unidos y a su papel como controlador de facto de la web. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmó que ningún país debe monopolizar la gobernanza de la red, en una clara alusión a Washington. “Es importante la participación multilateral. La participación de los gobiernos debe ocurrir con igualdad entre sí, sin que un país tenga más peso que otros”, sostuvo la mandataria ante representantes de más de 80 países, así como de la sociedad civil y de empresas de Internet. Rousseff, víctima directa del espionaje estadounidense, saludó también el reciente anuncio de Washington, que cederá a una entidad de carácter multisectorial el control de la Icann –Internet Corporation for Assigned Names and Numbers–, la corporación internacional encargada de administrar el sistema mundial de nombres de dominio de Internet, manejada hasta ahora por el Departamento de Comercio estadounidense y con base en California.

Por razones históricas, Estados Unidos alberga los principales organismos que administran las direcciones, dominios, normas y protocolos de la web, lo que irrita desde hace años a varios gobiernos. Impulsora de esta cumbre mundial tras las revelaciones del analista Edward Snowden sobre la vigilancia de Estados Unidos a ciudadanos, empresas y a gobernantes, la presidenta brasileña insistió en que “para que Internet sea más democrática, necesita más presencia de los países en desarrollo” en su regulación. Rousseff ya había repudiado el espionaje estadounidense en la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2013, cuando propuso un modelo multilateral de administración de Internet.

Al igual que otros países, como Alemania y México, Brasil, reaccionó con fuerza a las denuncias de que Washington espió a millones de brasileños, a la estatal Petrobras, así como a Rousseff y a sus asesores. A raíz de las revelaciones de Snowden, la presidenta incluso suspendió una visita de Estado a Washington programada para octubre pasado. Brasilia quiere convertirse en una voz líder en los cambios a la regulación de Internet como anfitriona de NetMundial, que culmina hoy, para debatir sobre el futuro de la red, que cumplió 25 años.

«‘Internet sólo es posible en un escenario de defensa de los derechos humanos y de la privacidad. Propuse en la ONU un marco civil global para la gobernanza y el uso de Internet, y medidas para proteger los datos que se transmiten a través de ella. Los derechos que tienen las personas fuera de Internet también deben ser protegidos dentro de ella’, dice Dilma Rousseff»

Un punto en el que Brasil hizo especial atención es el de la privacidad de los datos. “Debemos proteger la privacidad de los ciudadanos, las comunicaciones son inviolables. La ley establece reglas claras para retirar contenido, siempre garantizando la presencia de decisiones judiciales. El desarrollo de Internet no puede prescindir de un debate en el que participen los Estados”, explicó Rousseff.

La reunión de San Pablo tiene lugar justo cuando el Congreso de Brasil acaba de aprobar el proyecto del marco civil de la web, considerado una suerte de constitución de la red. Con un fuerte apoyo de los internautas, el proyecto tiene entre sus principales pilares las garantías a la libertad de expresión y comunicación, así como la protección de la privacidad del usuario y de sus datos personales. “Quiero felicitar a los senadores que fueron capaces de aprobar esta ley en un tiempo record. La norma fue construida con la participación de toda la sociedad brasileña”, expresó Rousseff durante su discurso en NetMundial.

“Internet sólo es posible en un escenario de defensa de los derechos humanos y de la privacidad. Propuse en la ONU un marco civil global para la gobernanza y el uso de Internet, y medidas para proteger los datos que se transmiten a través de ella”, continuó la mandataria al explicar el proceso que llevó a la aprobación de un marco legal de regulación de la web en Brasil. Asimismo, contó que Brasil instó a los Estados que dejaran de recopilar datos personales e hicieran valer el derecho a la privacidad. “Los derechos que tienen las personas fuera de Internet también deben ser protegidos dentro de ella”, agregó.

Redacción – El Telégrafo (Ecuador)

A propósito de las constantes violaciones a la privacidad de los ciudadanos -e incluso a la soberanía de los Estados- por parte de la superpotencia del norte, el Senado de Brasil aprobó el martes una novedosa legislación que garantiza el derecho igualitario a la red mundial y protege la privacidad de los usuarios.

El espionaje mundial o la ‘guerra no convencional’, según varios analistas consultados por EL TELÉGRAFO, entre ellos el embajador de Cuba en Ecuador, Jorge Rodríguez Hernández, no es algo nuevo y menos para Cuba, país que ha sufrido una persecución política por más de 50 años por parte de Estados Unidos, que inició con el bloqueo, como se revela en el memorándum del Departamento de Estado sobre Relaciones Exteriores de EE.UU., del 6 de abril de 1960.

La plataforma ZunZuneo o ‘twitter cubano’ ha sido altamente criticada. Incluso los países integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), el 16 de abril pasado, se pronunciaron en contra del ‘proyecto subversivo, injerista e ilegal’ planeado, financiado y ejecutado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

Para Wayne Madsen, quien actualmente es periodista especializado en inteligencia y asuntos internacionales, todas estas actividades del espionaje son producto de una larga historia y una metodología relacionada con la guerra.

En la circular de entrenamiento TC 1801 de noviembre de 2010, las Fuerzas de Operaciones Especiales de EE.UU. describen un diseño que se ha venido implementando a lo largo de los años para desestabilizar a los gobiernos que no son afines a la política de ese país.

«Internet es un instrumento que puede ser empleado para lo mejor y para lo peor»

Un ejemplo de lo anterior es la también llamada ‘revolución árabe’, en donde se discute mucho la función que jugaron las nuevas tecnologías de la información en los levantamientos populares de esos países en los últimos 4 años.

Para Evgeny Morozov, experto en internet de origen bielorruso, esta no es una herramienta de democratización porque puede ser usada según los intereses; pero sí potencia la difusión de información.

En este escenario, las manifestaciones fueron mayoritariamente impulsadas por internet y las redes sociales como Facebook y Twitter, que transmitieron y amplificaron con fotos y videos las protestas. Eso significa que la inmediatez de la web provoca una rápida comunicación que logra levantamientos espontáneos con características propias y sin un aparente liderazgo.

La convocatoria se propagó en la web y llegó a países como Egipto, Libia, Yemen, Bahréin, Omán, Siria, Irak y Marruecos, además de China y Vietnam, entre otros.

Entonces, el internet es un instrumento que puede ser empleado para lo mejor y para lo peor. Sin embargo, Madsen cree qu
e la población es cada vez más consciente de estas prácticas, lo cual se ejemplifica con la iniciativa NETMundial, un seminario que intenta proponer un internet dirigido de manera global.

«El Senado de ese país aprobó el martes pasado, por unanimidad, una novedosa legislación que garantiza el derecho igualitario a internet y protege la privacidad de los usuarios»

La cumbre inició ayer en Sao Paulo (Brasil) y finalizará hoy. El objetivo es buscar redefinir las regulaciones de internet -monopolizado por EE.UU.- para obtener soberanía cibernética e independencia.

El debate actual es cómo manejar este servicio tan necesario entre tantos escenarios diferentes: el total control de la información -como en China-, la libertad de expresión y el espionaje mundial.

A propósito de Brasil, el Senado de ese país aprobó el martes pasado, por unanimidad, una novedosa legislación que garantiza el derecho igualitario a internet y protege la privacidad de los usuarios.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, tenía previsto promulgar la ley y presentarla ayer en la conferencia de la cumbre internacional sobre la gobernanza de la red, que debate el futuro de internet.

La ley, apodada la ‘Constitución de internet’ de Brasil, ha sido aplaudida como un ejemplo de legislación que equilibra los derechos y obligaciones de usuarios, gobiernos y empresas, al tiempo que garantiza que la red continúe siendo abierta y descentralizada.

«La nueva ley estipula que compañías como Google Inc y Facebook Inc estarán sujetas a decisiones de las cortes brasileñas en casos que involucren la información de usuarios brasileños, aunque la información esté almacenada fuera»

“Quiero felicitar a los senadores que fueron capaces de aprobar esta ley en un tiempo récord. La norma fue construida con la participación de toda la sociedad brasileña”, manifestó ayer Rousseff durante su discurso de apertura del encuentro NETmundial en San Pablo.

Para garantizar su aprobación, el Gobierno de Brasil tuvo que renunciar a algunas cláusulas polémicas, entre ellas, una que habría obligado a las empresas de internet a instalar centros de datos en el país, disparando los costos de la industria.

La nueva ley estipula que compañías como Google Inc y Facebook Inc estarán sujetas a decisiones de las cortes brasileñas en casos que involucren la información de usuarios brasileños, aunque la información esté almacenada fuera.

El Gobierno brasileño se negó, sin embargo, a eliminar una cláusula de neutralidad, la cual encontró una fuerte resistencia entre las empresas de telecomunicaciones, pues les impide cobrar más por acceder a contenido que consume más ancho de banda, como la transmisión de video o servicios de voz como Skype.

En esta cumbre inédita participan representantes de la sociedad civil, sector privado, académico y la comunidad técnica, según detalla la web del evento. Más de 80 países enviaron delegaciones a Sao Paulo, en la cual también participa Tim Berners Lee, el inventor de la World Wide Web hace 25 años.

Las resoluciones de la cumbre no serán vinculantes. No obstante, la idea es buscar consensos entre los países que controlan el contenido de internet (China, Cuba), los actores privados que abogan por la total libertad (Google) y naciones como Brasil, Alemania y México, que fueron víctimas del espionaje de la NSA, según reveló el año pasado el analista Edward Snowden.

 

Leer artículo completo de Página 12 aquí

Leer artículo completo de El Telégrafo aquí