Brasil contra el racismo: la policía reprimió una protesta por el asesinato de un hombre negro

Cientos de personas marcharon de nuevo este lunes en Porto Alegre para reclamar por la muerte de un hombre negro a manos de dos guardias de un supermercado Carrefour, el jueves pasado. La jornada terminó con una violenta represión por parte de la policía que dispersó a los manifestantes con gases lacrimógenos.

“Las vidas negras importan, paren de matarnos”, se leía en carteles y camisetas contra el racismo de los manifestantes, que por cuarto día consecutivo marcharon para repudiar la brutal muerte de João Batista Rodrigues Freitas, un soldador de 40 años.

La marcha pacífica llegó a ocupar una avenida, interrumpiendo el tránsito, frente a una sucursal de Carrefour en la zona este de Porto Alegre, la capital del estado Rio Grande do Sul, adonde se desplegaron varias decenas de uniformados para proteger el supermercado.

“Carrefour es un asesino, Carrefour es un asesino”, gritaron los participantes contra la filial brasileña del grupo francés CRFB3, en tanto otros pedían en una pancarta “Justicia por Beto”, como era conocida la víctima.

Tras tres horas de movilización, un pequeño número de manifestantes trató de causar destrozos en las inmediaciones del supermercado y lanzó piedras y fuegos artificiales contra los policías, que respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma.

La agresión contra Rodrigues Freitas conmocionó a Brasil -un país que sufre un racismo estructural hace siglos- al divulgarse un video en el que se ve a un guardia de seguridad golpear a la víctima en el estacionamiento del supermercado mientras otro lo sujeta.

Según los primeros elementos de la investigación, el hombre fue golpeado durante más de cinco minutos antes de ser inmovilizado por sus agresores y morir asfixiado.

La muerte de Rodrigues Freitas, que fue enterrado el domingo, también movilizó a cientos de personas en Río de Janeiro y Sao Paulo, principalmente entre viernes y domingo.

Carrefour, cuyas acciones perdieron en la jornada un 5,35% en el índice Ibovespa, anunció un fondo de unos 25 millones de reales (4,8 millones USD) para promover acciones contra el racismo.

“Sabemos que no podemos reparar la pérdida de la vida del señor João Alberto. Este movimiento es el primer paso de nuestra empresa para combatir los prejuicios y el racismo estructural, que es urgente en Brasil, para que gane más fuerza aún y apoyo de la sociedad”, indicó la empresa en un comunicado.

El director general de Carrefour, Alexandre Bompard, expresó el viernes en Twitter sus condolencias tras ese “acto horrible” y estimó que las imágenes eran “insoportables”.