Brasil anunció la creación de su primera vacuna propia: Butanvac

En medio del colapso sanitario por la segunda ola de la pandemia y las nuevas cepas de coronavirus, Brasil anunció este viernes la creación de una vacuna propia, la Butanvac, desarrollada por el Instituto Butantán de San Pablo. Las autoridades ya solicitaron autorización a las entidades reguladores para empezar a probarla en humanos. 

“Es un anuncio histórico para el mundo. La vacuna 100 % nacional, con pruebas prometedoras y fruto del trabajo de una institución de 120 años de existencia, que es el mayor productor de vacunas del Hemisferio Sur”, celebró el gobernador paulista Joao Doria desde la sede del laboratorio estatal en Sao Paulo.

Por la noche, en su perfil de Twitter, Doria había anticipado la noticia en un vídeo divulgado después de la reunión que mantuvo con el director del Instituto Butantán, Dimas Covas,

Covas indicó que el desarrollo de la vacuna netamente brasileña es “una gran contribución y va a ser la diferencia en el curso de la epidemia y nos va a ayudar a combatirla en todo el mundo”.

El Instituto Butantán actualmente envasa y desarrolla también la producción de la vacuna Coronavac, del laboratorio chino Sinovac y que atiende el 90 % de la vacunación en Brasil. El otro 10 % restante es con el inmunizante de la farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca y la universidad británica de Oxford.

La misma institución realiza estudios clínicos en Brasil, autorizados por el ente regulador, de cara a experimentar un suero elaborado a partir de un virus inactivo por radiación y aplicado a caballos, que produce anticuerpos IgG y cuya sangre fue extraída y purificada con una técnica utilizada también durante décadas.

Cómo funciona la vacuna

Según puntualizó Covas, la “nueva vacuna” será desarrollada a partir de la “misma tecnología” utilizada para el inmunizante de la gripe, usada desde hace décadas por ese centro inmunológico.

“No existe ninguna vacuna en el mundo producida en huevo embrionario y tendrá un costo bien inferior a las que están siendo usadas”, aseveró Covas.

“Nuestro compromiso es ofrecer esta vacuna para países de renta baja y media que es donde necesitamos combatir la pandemia. La pandemia puede estar bajo control en Norteamérica y Europa, pero el virus seguirá en los países de África, Asia y América Latina”, agregó Covas, quien no detalló los costos del proyecto.

Doria explicó que el Instituto Butantán tiene “ya una capacidad de producción de 160 millones por año, con diferentes tipos de vacunas”. El gobernador también se adelantó a los hechos y esbozó una curiosa promesa, difícil de cumplir: aseguró que en mayo la institución podría producir cuarenta millones de la nueva vacuna.

“El pedido a la Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, regulador) será inmediato, con sentido de urgencia y respeto por millones de brasileños, y vamos también a enviar hoy (viernes) a la Organización Mundial de la Salud (OMS) toda la documentación para que acompañe este proceso en todas sus fases”, recalcó Doria.

El nuevo inmunizante, de acuerdo con el laboratorio estatal, es eficaz contra las nuevas variantes de la covid-19, como la amazónica descubierta en el gigante suramericano.

“Es una vacuna prioritariamente para los brasileños, pero después atenderemos a otras naciones hermanas y amigas, como las del continente latinoamericano, los dos aliados tecnológicos que tenemos y los que la desean”, puntualizó Doria.