Boric pidió “acuerdos más amplios” para que la nueva Constitución de Chile sea aprobada

El presidente de Chile, Gabriel Boric, pidió pensar en “acuerdos más amplios que los que han sido hasta ahora” y “modificar lo que haya que modificar” para lograr una nueva Constitución, luego de que se conocieran sondeos dan ventaja al rechazo a la nueva Carta Magna en el plebiscito previsto para este año.

“Los sondeos de opinión son preocupantes y son un llamado de atención para todos los que confiamos en este proceso y los que creemos que este proceso es necesario”, expresó Boric en el predio de la exESMA durante la visita de Estado que realiza en Buenos Aires.

El mandatario, que asumió el gobierno el 11 de marzo de este año, reconoció haber conversado con gente que en el plebiscito de 2020 votó a favor de iniciar el proceso constituyente “y que hoy tiene dudas”, dijo.

“Estamos en un proceso constituyente en donde por primera vez en nuestra historia estamos discutiendo de manera democrática, de manera paritaria con participación de los pueblos indígenas, cuál va a ser nuestra Carta Fundamental”, dijo.

“Esas dudas no pueden ser sencillamente ignoradas. La discusión no es solamente comunicacional, no se le puede echar solamente la culpa a lo externo, también hay responsabilidades de quienes creemos en el proceso. Y mi llamado es a buscar la mayor transversalidad y amplitud posible para construir una Constitución que sea un punto de encuentro”, aseveró.

Acuerdos más amplios

Boric deseó que el plebiscito “sea un punto de encuentro entre los chilenos y chilenas”.

“Y eso implica que hay que darse espacio para reflexionar, pensar para que los acuerdos sean más amplios que lo que han sido hasta ahora para modificar lo que haya que modificar, y yo tengo una profunda confianza en la convención”, continuó.

“Respeto su autonomía y a la vez no pretendo ser indiferente. Que no se malentienda eso: es uno de los procesos más importantes de Chile, pero no es un proceso para nuestro Gobierno. También es un error decir que la Constituyente está en función del Gobierno, la Constituyente está en función de los próximos 50 años de Chile”, agregó Boric.

Nueva Constitución

Chile comenzó en 2020 a redactar una nueva Constitución, proceso que nació como vía política para desarticular las masivas protestas por la igualdad que comenzaron en 2019.

La Convención, de tendencia progresista y con un gran número de ciudadanos independientes, debe redactar la primera Carta Magna que emana de una proceso plenamente democrático en la historia del país.

En caso de aprobarse en un plebiscito, previsiblemente este año, el texto sustituiría a la actual Constitución, heredada del régimen de Augusto Pinochet (1973-1990) y considerada por muchos como el origen de las grandes desigualdades del país por su corte neoliberal.