Bolsonaro y otra frase polémica: “la democracia y la libertad sólo existen cuando las Fuerzas Armadas así lo quieren”

El presidente brasileño Jair Bolsonaro, quien en más de una oportunidad reivindicó la dictadura militar, afirmó que son los militares los que deciden sobre el futuro de la democracia. La frase, que luego tuvo que salir a matizar su vicepresidente, la dijo precisamente en un acto en el Cuerpo de Fusileros Navales de Rio de Janeiro. Rápidamente la oposición salió al cruce del ultraderechista. “La democracia fue conquistada por la sociedad brasileña, no es objeto de tutela o permiso”, le contestó la presidenta del PT Gleisi Hoffman.

Tras la polémica por sus críticas hacia el Carnaval, Bolsonaro aseguró ante un grupo de militares que estaba decidido a gobernar “junto a personas de bien de nuestro Brasil, aquellos que aman a la patria, aquellos que respetan la familia y quieren aproximarse a países con ideología semejante a la nuestra, aquellos que aman la democracia y la libertad”. Acto seguido, lanzó la polémica frase: “Y eso, la democracia y la libertad, solo existen cuando las respectivas Fuerzas Armadas así lo quieren”.

Para la oposición, la frase podría ser leído como un mensaje “que insta a los militares a una postura antidemocrática”. “En un largo discurso de cuatro minutos, Bolsonaro dice a militares que democracia sólo existe si las Fuerzas Armadas quieren”, subrayó el candidato derrotado a la presidencia por el PT, Fernando Haddad. “Desgraciadamente, el presidente no atendió a la prensa para explicar el raciocinio”, ironizó el petista en su Twitter.

La presidenta del PT, la diputada Gleisi Hoffmann (PT-RS), también mostró indignación. “Esa persona no tiene límites en la agresividad”, tuiteó. “La democracia fue conquistada por la sociedad brasileña, no es objeto de tutela o permiso”, escribió Gleisi, para quien la democracia tiene enemigos en el grupo político del presidente. “Tendrá mucha lucha para defenderla, a pesar de usted y sus aliados”, concluyó.

Ivan Valente, diputado federal pelo PSOL recordó que de acuerdo a la Constitución “todo el poder emana del pueblo”. “Una vez más comete un crimen de responsabilidad y atenta contra la dignidad del cargo, peor, obliga a los militares a asumir el autoritarismo”, tuyo el diputado refiriéndose al presidente.

Pocas horas después, el vicepresidente Hamilton Mourao, otro general retirado, salió en defensa del presidente y aseguró que el primer mandatario había sido “mal interpretado”. Mourão, una figura importante en el Gobierno Bolsonaro, negó hace apenas unas semanas que haya existido una dictadura en Brasil. Para él, no fue un proceso de facto sino un gobierno autoritario de una década.

“Lo que el presidente dijo es que donde las Fuerzas Armadas no están comprometidas con la democracia y la libertad, estos valores mueren. Es lo que pasa en Venezuela”, afirmó Mourao, que desde que el gobierno asumió, el pasado 1 de enero, ha actuado como moderador de las posturas y comentarios más radicales del presidente.

Bolsonaro, que esta semana desató la polémica reproduciendo en Twitter un video obsceno sobre los festejos de carnaval, les pidió a los militares aceptar “sacrificios” para permanecer más tiempo en servicio antes de tener el derecho a retirarse, en momentos en que el gobierno encara una amplia reforma del régimen de jubilaciones.

“Lo que pido también es el sacrificio. Entraremos en una nueva jubilación que afectará a los militares. Pero no dejaremos de lado ni nos olvidaremos de sus especificidades”, precisó.