Bolsonaro llamó “energúmeno” al educador Paulo Freire y le llovieron las críticas

La viuda de Paulo Freire afirmó hoy que el presidente Jair Bolsonaro es un «ser nefasto» que actuó por «envidia» y «falta de carácter», al llamar «energúmeno» al patrono de la educación brasileña y referencia mundial en la lucha contra el analfabetismo y la igualdad ante el acceso educativo. Días atrás Bolsonaro culpó al educador y escritor Freire, fallecido en 1997 y autor del clásico «Pedagogía del Oprimido», por el estado de la educación brasileña y lo acusó de “energúmeno” e “ídolo de la izquierda”. 

Lo dicho por el mandatario provocó la reacción de un amplio espectro de referentes culturales y políticos de Brasil: desde el escritor Paulo Coelho hasta el excandidato presidencial Fernando Haddad, exministro de Educación de la gestión de Luiz Inácio Lula da SIlva.

Quien también se pronunció, a sus 86 años, fue Ana María Freire, maestra y viuda del educador popular reconocido mundialmente. La mujer le respondió a Bolsonaro, al que calificó de «nefasto».

«Paulo no es un demonio que vino a la Tierra, al contrario, vino a pacificar el mundo. En el fondo Bolsonaro tiene envidia de Paulo Freire, él no puede ser como él. Bolsonaro tiene que estar siempre buscando herir a alguien. Lo que dijo no es de un presidente sino de un hombre nefasto», comentó.

Por su parte, Haddad, excandidato del PT y reconocido por ampliar el acceso a las universidades de las camadas más pobres de la población, dijo que la declaración contra Freire afecta la imagen de Brasil en el exterior.

«Esta agresión afecta la imagen de Brasil en el exterior. En el plano local este circo puede rendir electoralmente pero en el mundo se presenta como vergonzoso», opinó Haddad, que dijo que ni Bolsonaro ni el ministro de Educación, Abraham Weintraub, leyeron las obras de Freire.

Según Haddad, el que va a pasar la historia como energúmeno «es el presidente».

Por su parte, el escritor Paulo Coelho puso en las redes sociales que el presidente “tiene miedo de ser olvidado por sus bases si no dice algo absurdo una vez por día”. Para el escritor, autor del best seller «El Alquimista», las declaraciones de Bolsonaro pueden llegar a parecer espontáneas pero en realidad son «planeadas con mucho cuidado en los subterráneos del Palacio del Planalto», la casa de gobierno.

En 2012 la entonces presidenta Dilma Rousseff declaró a Freire patrono de la educación brasileña.

La declaración de Bolsonaro contra Freire se produjo al ratificar el cese del contrato por los contenidos de la TV Escola, que depende del Ministerio de Educación. En esa señal pública comenzaron a divulgarse videos con el pensamiento del llamado gurú de la derecha extrema brasileña y de la familia Bolsonaro, el astrólogo y escritor Olavo de Carvalho, radicado en Estados Unidos.