Bolsonaro criticó la cuarentena: amenazó con un “horizonte de caos”, saqueos y violencia

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, advirtió que Brasil se enfrenta a un “horizonte de caos” con saqueos y violencia callejera similar a las protestas iniciadas en 2019 en Chile, que amenaza con sacar al país “de la normalidad democrática” si no se levanten las restricciones por el brote de coronavirus. Brasil ya alcanzó la cifra de 46 muertos por la nueva enfermedad.

“El caos está en nuestra cara. Podemos tener saqueos. Vamos a tener caos y virus: necesitamos que el pueblo vuelva a trabajar. Los gobernadores son irresponsables en parar la economía con sus medidas”, disparó el presidente brasileño al salir esta mañana de la residencia oficial del Palacio de la Alvorada.

“Pagaremos un precio muy caro que costará años; Brasil puede salir de la normalidad democrática que ustedes tanto defienden”, le reprochó a los periodistas antes de abrir un manto de dudas sobre el futuro al considerar que “nadie sabe lo que podría ocurrir”. “Yo personalmente me expongo porque quiero llevar tranquilidad y paz”, aseguró.

Bolsonaro insistió con “volver a la normalidad, reabrir comercios y escuelas y poner fin al confinamiento de la población”, en referencia al parate de la actividad económica provocado por la decisión de gobernadores de diferentes estados que activaron restricciones a las actividades públicas y económicas.

Esta declaración levantó críticas y hasta pedidos de juicio político por parte de todo el arco político, e incluso el ejército dio señales de disconformidad con la estrategia oficial.

Más allá de esas consideraciones, el mandatario de Brasil en ningún momento anunció decisiones compensatorias frente al freno de la economía sino que, por el contrario, acusó a los gobernadores que anunciaron medidas de estar “cometiendo un delito y destruyendo Brasil”.

“Hay 38 millones de autónomos que no tienen renta para sus familias. Las empresas no producen nada y no tienen cómo pagar salarios. Si la economía colapsa no podremos pagarles a los empleados públicos. El caos está en nuestra cara, podemos tener problemas como saqueos y tendremos las dos cosas, caos y virus. Es necesario poner a trabajar al pueblo”, subrayó.

Según Bolsonaro, “en caso contrario lo que ocurrió en Chile será poco al lado de lo que puede ocurrir acá”.