Bolsonaro decretó la reapertura de peluquerías y gimnasios

Por decreto y sin consultar a su ministro de Salud, el presidente Jair Bolsonaro autorizó la reapertura de gimnasios, peluquerías y salones de belleza, junto a otras actividades que el mandatario consideró “servicios esenciales”. A pesar de que las muertes por coronavirus ascienden a más de 11 mil en todo el país y que los contagios llegan a 168.331 , Bolsonaro mostró nuevamente cuál es su prioridad frente a la pandemia. El ministro de Salud, Nelson Teich, informó que no estaba al tanto de la decisión. 

“Coloqué hoy, porque salud es vida, gimnasios, salones de belleza y peluquerías” en la lista de actividades esenciales, dijo el mandatario a periodistas al regresar por la noche a su residencia oficial en Brasilia. Con esta nueva medida, se podrán ejercer estas actividades inclusive en estados y municipios donde haya medidas de aislamiento restrictivas dispuestas por gobernadores o alcaldes. 

La decisión de Bolsonaro fue interpretada como un nuevo movimiento para presionar a los gobernadores y alcaldes que restringen la circulación de personas, sea en forma parcial o de cuarentena total en estados o municipios, y relajar así las cuarentenas. Sobretodo, luego de que el Tribunal Supremo de Brasil ratificara recientemente la autonomía de los estados para decidir las medidas de aislamiento social. 

“Quien está en casa como sedentario, por ejemplo, está aumentando su colesterol, el problema del estrés, un montón de problemas. Pero si pudiese ir a un gimnasio, lógicamente conforme a las normas del Ministerio de Salud, va a tener una vida más saludable. Igual con el peluquero. Y pintarse las uñas, arreglarse el cabello, etc, es una cuestión de higiene”, justificó el mandatario su decisión que va en contra de los protocolos de la Organización Mundial de la Salud para el combate del virus. No obstante, luego dejó en claro cuál es el motor de la medida: “Esas tres categorías ayudan a más de un millón de empleos”, subrayó.

Teich, el ministro que reemplazó a Luiz Henrique Mandetta tras su batalla discursiva contra Bolsonaro sobre las medidas sanitarias, se desligó de la situación. Al ser informado por periodistas al respecto, minimizó que no lo hayan consultado alegando que se trataba de una “atribución del Presidente”, aunque luego sostuvo que era más bien de la órbita del ministerio de Economía, pero en ningún caso de la cartera de Salud.

El decreto, que incluye también actividades industriales y de construcción civil, está firmado por Bolsonaro, su jefe de gabinete, general Walter Souza Braga Netto, y el secretario general de la Presidencia, Jorge Antonio de Oliveira.

Las críticas contra la medida 

En el marco de la creciente tensión entre Bolsonaro y los gobernadores por la gestión de la pandemia, representantes de al menos seis estados ya salieron a cuestionar el decreto. Los gobernadores de Ceará, Maranhão, Pará, Espírito Santo, Río de Janeiro, Bahía ya adelantaron que no cumplirán la indicación presidencial, respaldados por la Corte. El gobierno de São Paulo analiza la situación y definirá este martes los pasos a seguir. 

Por caso, A través de las redes sociales, Paulo Câmara (gobernador de Pernambuco) dijo que no aplicará el decreto. “Los gimnasios, salones, peluquerías permanecerán cerrados, hasta que superemos esta fase y sea posible comenzar la reanudación gradual. El compromiso de nuestro gobierno es salvar vidas”, adelantó. 

El gobernador de Maranhão, Flávio Dino, apuntó contra el mandatario sobre el paseo en moto de agua que protagonizó el sábado pasado, cuando la crisis se agravaba en todo el país.  “¿El próximo decreto de Bolsonaro determinará qué tour en moto de agua es una actividad esencial?”, Escribió en Twitter y agregó que “Bolsonaro debería preocuparse por la actividad realmente esencial de la que es responsable, la de Presidente de la República”. , y comenzar a ejercitarlo seriamente “.

Camilo Santana, gobernador de Ceará para el PT, dijo que la decisión del presidente “de ninguna manera altera el decreto estatal vigente en Ceará”, que permanecerá cerrado. 

Lo mismo sucederá en Pará ” En vista del decreto del Gobierno Federal, que considera los salones de belleza, gimnasios y peluquerías como servicios esenciales, reafirmo que aquí en Pará estas actividades permanecerán cerradas. La decisión se toma en base a la comprensión del STF “, escribió el gobernador Helder Barbalho en Twitter, citando el fallo de la Corte sobre la autonomía de los estados.

Bolsonaro, entre la pandemia y el juicio político