Bolsonaro amenaza con sancionar a la Argentina si gana Alberto Fernández

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, advirtió que pedirá sancionar a la Argentina dentro del Mercosur en caso de que un eventual gobierno de Alberto Fernández se niegue a la rebaja de tarifas y la flexibilización comercial del bloque, integrado también por Uruguay y Paraguay.

Bolsonaro dijo que una victoria de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández, «puede poner en riesgo a todo el Mercosur», al formular declaraciones en Japón, en el marco de un gira que realiza por Asia.

Según Bolsonaro, Brasil puede reunirse con Uruguay y Paraguay y tomar una decisión como la que el bloque adoptó en 2012, al disponer la suspensión de Asunción a raíz del impeachment que destituyó al presidente paraguayo Fernando Lugo. Dicha situación no tiene punto de comparación con el resultado de elecciones democráticas.

«Podemos reunirnos con Paraguay y Uruguay y tomar una decisión semejante a la que se ha tomado (contra los paraguayos) en 2012», dijo a periodistas. Y agregó: «sabemos que el regreso del grupo del Foro de San Pablo (grupo de partidos de izquierda fundado en 1990) de la mano de Cristina Kirchner puede poner en riesgo a todo el Mercosur. Y tenemos que tener una alternativa a mano», afirmó Bolsonaro.

Según el presidente brasileño, el objetivo de su país «no es facilitarle a la izquierda formar una gran patria boliviariana y sí abrir el mercado para el comercio con el mundo».

«Es necesario estar listos para posibles cambios en el Mercosur», amenazó.

Brasil presentó, de cara a la cumbre del Mercosur en diciembre en la ciudad de Bento Gonçalves, estado de Río de Grande do Sul, un plan de reducción de tarifas de importación y la modificación del Arancel Externo Común que rige en el bloque sudamericano.

De acuerdo con ese plan, la industria será las más afectada ya que la iniciativa baja el impuesto de importación para el sector del 13,4% al 6,4%.

Fabricantes de micros y de calzados protestaron por la propuesta porque consideran que eso beneficiará el ingreso de productos de China, principal socio comercial de Brasil desde 2009.

«Necesitamos de apertura pero de forma gradual, porque en ese ritmo que se plantea puede ser perjudicial», dijo el presidente de la Asociación de Fabricantes de Vehículos (Anfavea), Luiz Carlos Moraes.