“Bolivia nunca va a renunciar”

Tras el fallo en contra de la demanda marítima, el presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que su país “nunca va a renunciar” al reclamo para acceder al océano Pacífico. Si bien la Corte Internacional de Justicia (CIJ) desestimó el pedido, “invocó” a Chile a continuar con el diálogo. “El pueblo boliviano y el mundo saben que mediante una invasión nos arrebataron el acceso al océano Pacífico”, ratificó Morales.

Por doce voto contra tres, la CIJ negó que Chile esté obligada jurídicamente a negociar con Bolivia un acceso soberano al océano Pacífico, tal y como habían pedido los abogados de La Paz. Sin embargo, los magistrados agregaron en sus conclusiones generales que su fallo “no debe impedir que las partes continúen su diálogo e intercambios en un espíritu de buena vecindad”.

Luego de escuchar el fallo, Evo Morales dio un breve discurso en las escalinatas de la CIJ, donde leyó el párrafo del fallo en el que los jueces hacían esa invitación. El mandatario dijo que el tribunal “entiende perfectamente que hay un tema pendiente entre Bolivia y Chile”.

“Sabe el pueblo boliviano y los pueblos del mundo” que Bolivia perdió el acceso soberano al Pacífico “mediante una invasión”, dijo Morales, en alusión a la Guerra del Pacífico a finales del siglo XIX, que supuso para este país la pérdida del litoral que disfrutaba cuando se formó como Estado.

El presidente agradeció “el trabajo conjunto del equipo nacional e internacional y toda la unidad del pueblo boliviano”, lo cual “ha permitido hacer el seguimiento de una situación tan importante” para su país.

Morales abandonó luego el Palacio de la Paz, sede de la CIJ, en La Haya, mientras que a su lado bolivianos que hacía una vigilia con una inmensa bandera azul, por el color del océano, gritaban: “¡La lucha continúa!”.