“Bolivia ha recuperado la democracia”, con el 52% de los votos el MAS ganó las elecciones

El candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, se impuso en la primera vuelta de las elecciones con el 52,4% de los votos, muy por encima del 31,5% de su inmediato rival, el exmandatario Carlos Mesa. “Bolivia ha recuperado la democracia”, “Hemos recuperado las esperanzas”, fueron las primeras palabras del candidato de Evo Morales al conocer los resultados.

“Bolivia ha recuperado la democracia, quiero decirle sobre todo a los bolivianos, hemos recuperado las esperanzas”, celebró el economista en conferencia de prensa junto a su vicepresidente David Choquehuanca. “Vamos a trabajar para todos los bolivianos, vamos a construir un gobierno de unidad nacional”, agregó Arce, quien agradeció en Twitter “el apoyo y confianza del pueblo boliviano”.

Desde Argentina, donde debió refugiarse tras ser forzado a renunciar, Evo Morales reivindicó la victoria del MAS. “Lucho será nuestro presidente. Él devolverá a nuestra patria el camino del crecimiento económico”, dijo Morales en una declaración leída a la prensa en Buenos Aires.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, también reconoció la victoria del MAS. “Aún no tenemos cómputo oficial, pero por los datos con los que contamos, el Sr. Arce y el Sr. Choquehuanca han ganado la elección. Felicito a los ganadores y les pido gobernar pensando en Bolivia y en la democracia”, escribió en Twitter.

Arce y Mesa fueron los candidatos favoritos en esta votación desarrollada en una jornada tranquila, aunque en medio de temores a que se repitieran los incidentes tras los comicios de octubre de 2019, anulados por denuncias de fraude, y que terminaron con la renuncia forzada de Evo Morales.

Las autoridades electorales decidieron suprimir en estos comicios el conteo rápido, basado en la transmisión de las actas de los colegios electorales por foto, ralentizando considerablemente el recuento oficial, que podría alargarse varios días.

Una jornada electoral tranquila

Unos 7,3 millones de electores acudieron a las urnas en forma tranquila pese a las tensiones de la campaña, con las ciudades bajo resguardo militar y policial. Este domingo también se renovaban las 166 curules del Congreso bicameral.

Los electores también fueron respetuosos de las medidas de bioseguridad por la pandemia, que volvieron más lenta la votación y le quitaron el tinte festivo de otros tiempos.

“Gane quién gane, hay que seguir trabajando, no podemos seguir perjudicándonos como la pasada elección”, opinó el estudiante Cristian Guaichu, de 26 años.

“El próximo presidente yo quisiera que sea un candidato que ayude al campo, a la gente pobre”, dijo Silverio Chirinos, agricultor de 69 años.

“Es el fin de un ciclo del gobierno de Evo Morales y de la crisis política. Se espera que se inicie un proceso para fortalecer las instituciones”, opinó el politólogo Carlos Cordero, de la Universidad Católica Boliviana.

Paralelamente, el país andino atraviesa su crisis económica más profunda en casi 40 años, con una contracción prevista del PIB de 6,2% en 2020.

En los comicios de 2019 el conteo rápido fue suspendido por más de 20 horas y al reanudarse Morales apareció con un salto que lo hacía ganador en primera vuelta. La misión electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) afirmó que hubo manipulación.

Durante tres semanas la oposición y simpatizantes del gobierno coparon las calles con violentos enfrentamientos, que dejaron 30 muertos. Morales perdió el apoyo de las fuerzas armadas y se vio forzado a renunciar.