Barbados se convirtió en la república más joven del mundo con una presidenta al frente del Gobierno

Barbados se convirtió oficialmente en la república más joven del mundo el lunes por la noche, tras dejar atrás el sistema de monarquía parlamentaria y constitucional que tenía a la reina Isabel II a la cabeza. Sandra Mason, una abogada, exjueza y antes gobernadora general de Barbados, se transformó en su primera presidenta. 

“Durante décadas hemos tenido discursos y debates sobre la transición de Barbados a una república. Hoy el debate y el discurso se han convertido en acción”, celebró la nueva presidenta en su primer discurso. Mason había sido elegida para el cargo el 20 de octubre.

Foto: AFP

La fecha elegida para transformarse en república está cargada de simbolismo. Hace 55 años, Barbados declaraba su independencia, pero quedaba atada a la corona británica al utilizar el sistema de monarquía parlamentaria y a ser parte de la Comunidad de Naciones, una organización compuesta por 54 países que tienen algún tipo de vinculación con el Reino Unido.

Barbados era la colonia más antigua de Gran Bretaña. Se estableció en 1627 y fue gobernada de manera interrumpida hasta 1966.

A la ceremonia de gala, de casi tres horas de duración, asistieron el príncipe Carlos, heredero al trono británico, y líderes de algunos países de la Comunidad del Caribe (CARICOM), así como el destacado exjugador de críquet Garry Sobers y la famosa cantante Rihanna, ambos de Barbados.


Barbados se convierte así en el cuarto país de la Comunidad del Caribe en sustituir a la reina Isabel II por un presidente, siguiendo el camino de Guyana, Trinidad y Tobago y Dominica.

No obstante, Barbados sigue siendo miembro de la organización de la Commonwealth, como señaló el lunes el primer ministro británico, Boris Johnson, en un comunicado. 

Con una población de poco más de 287.000 habitantes, la isla ubicada en las Antillas Menores tiene al turismo como una de sus principales fuentes de ingresos y ha sido golpeada por la pandemia de la covid-19.

Las críticas al príncipe Carlos

El príncipe Carlos dijo en el acto que la creación de esta república marca “un hito en el largo camino” que los barbadenses “no solo han recorrido sino que han construido”.

Recordando “las espantosas atrocidades de la esclavitud” durante la época colonial, destacó que la población de la isla “ha forjado su camino con extraordinaria fortaleza, emancipación, autogobierno e independencia”.

Algunas organizaciones locales cuestionaron que la primera ministra Mottley invitara al príncipe a la toma de posesión de Mason, y que le concediera la Orden de la Libertad de Barbados, el más alto honor nacional.

Foto: AFP

“La familia real británica es una fuente de explotación en esta región y, hasta ahora, no han ofrecido una disculpa formal ni ningún tipo de reparación por los daños sufridos”, dijo Kristina Hinds, profesora de relaciones internacionales de la Universidad de las Indias Occidentales en Barbados. “No veo cómo alguien de la familia puede recibir este premio”.

Para algunos activistas como Firhaana Bulbulia, fundadora de la Asociación Musulmana de Barbados, el colonialismo británico y la esclavitud son responsables de la inequidad moderna de la isla.  

“La desigualdad económica, la capacidad de poseer tierras e incluso el acceso a los préstamos bancarios tienen mucho que ver con las estructuras construidas a partir de la dominación británica”, afirmó Bulbulia, de 26 años.