Barbados tuvo su primera jornada electoral tras romper con la Corona británica

La pequeña isla de Barbados, ubicada en el este caribeño, celebró las primeras elecciones generales desde su proclamación como República parlamentaria en noviembre pasado. La jornada estuvo marcada por una alta participación, que se vio reflejada con largas filas de votantes.

Según el periódico Barbados Today, los comicios comenzaron con fluidez en un país donde cerca de 266.330 personas, poco más del 92 por ciento de la población, está registrada para votar.

En unas elecciones adelantadas año y medio y marcadas por el rebrote de coronavirus, los barbadenses eligieron entre 108 candidatos a los 30 diputados de la denominada Cámara de la Asamblea, el Parlamento de esta antigua colonia británica.

La notoria participación en zonas urbanas contrastó con la poca afluencia en los colegios rurales. Unas 5.600 votantes no pudieron ejercer su derecho al sufragio por haber dado positivo en los testeos.

La favorita de estos comicios fue la primera ministra Mia Mottley, del gobernante Partido Laborista de Barbados, quien se llevó para su partido los 30 escaños en juego.

Con 280.000 habitantes, esta isla depende principalmente del turismo, uno de los rubros más golpeados a nivel global por la pandemia, que causó 35.734 casos de covid y le costó la vida a unas 300 personas, según los últimos datos oficiales.

El 29 de septiembre, el Parlamento votó por unanimidad a favor de enmendar la Carta Magna para poner fin a la asociación del país con la Corona británica y dar a la isla el estatus de República parlamentaria.

Sandra Mason fue elegida presidenta por el Parlamento en octubre y la premier Mottley le tomó juramento el 30 de noviembre, en ceremonia que coincidió con el aniversario 55 de la independencia de Barbados del Reino Unido.

Hasta entonces, el jefe de Estado era un extranjero en la figura de gobernador general nominado por el primer ministro del país, pero designado por la Corona