Balotaje en Perú: Keiko Fujimori pidió anular 200.000 votos y se tensan las calles

A la espera de un resultado oficial, y luego de que Pedro Castillo proclamara su victoria, Keiko Fujimori insistió en denunciar un “fraude sistemático” y ahora pidió anular 802 actas de votación, que representan unos 200.000 votos ya computados. La tensión entre ambos postulantes se refleja en las calles peruanas, donde se replican manifestaciones a favor y en contra del triunfo del maestro rural.

La candidata de derecha de Fuerza Popular, que va camino a perder la votación del domingo por unos 70.000 votos de diferencia frente a Castillo, pidió al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) la anulación, al insistir en la revisión de 1.200 actas observadas, cuando falta tan solo un 1 % de los votos por contabilizar.

“Estas 802 actas representan 200.000 votos, que cuando sean admitidas deben ser retiradas del recuento nacional”, afirmó Fujimori.

Con el 99 % de los votos contados, Castillo congrega el 50,2 % de los votos frente al 49,7 % de la derechista Fujimori, separados por un estrecho margen de unos 70.000 votos que sitúan al profesor y líder sindical del magisterio peruano muy cerca de la Presidencia.

Fujimori presentó una serie de “indicios”, en su mayoría recogidos de redes sociales y ‘fake news’ sin mayor sustento para rebatir los informes preliminares de las misiones electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), que destacaron la legalidad de los comicios.

“Si sumamos las 802 mesas en las que se han presentado solicitudes de nulidad, que representan unos 200.000 votos y agregamos 300.000 votos (de las actas observadas), todavía están en juego 500.000 votos, a nivel nacional, que creemos es fundamental se analicen para el recuento final”, manifestó Fujimori.

Los abogados Miguel Torres, militante de Fuerza Popular, y Julio César Castiglioni denunciaron supuestas falsificaciones de firmas de miembros de mesa en 503 actas, que representan 125.000 votos, y además señalaron las potenciales irregularidades que se registraron en los resultados de una mesa en 132 actas, donde no se consigna ni un voto a favor de Fujimori.

Marchas en Lima

En ese contexto, este miércoles miles de simpatizantes de Castillo llegaron a Lima desde varias regiones para manifestarse en defensa de los resultados electorales. 

Al mismo tiempo, algunos votantes de Keiko Fujimori convocaron por redes sociales otra movilización para solicitar la intervención de las fuerzas armadas e impedir que Castillo pueda ser proclamado oficialmente presidente.

Con carteles que decían “Comunismo no, democracia sí”, “Con mi voto no te metas”, “Hasta el último voto”, miles de seguidores de Fujimori se congregaron en la tarde en el Campo de Marte, en el distrito central limeño de Jesús María.

Por su parte, cientos de partidarios de Castillo realizaban un “plantón” frente al edificio del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), que debe revisar las impugnaciones de votos y actas de mesa, y proclamar al nuevo presidente, una tarea que puede demorar varios días.