Bachelet dirá no a La Haya

Bolivia y Chile

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, anticipó que objetará la competencia del tribunal de La Haya en el litigio planteado por Bolivia, que demanda una salida al mar. La mandataria aseguró que el límite fue establecido en 1904 y apeló a la defensa de la integridad territorial. Analistas bolivianos consideran que el anuncio confirma el temor de un fallo favorable a La Paz.

La Moneda

Cambio (Bolivia)

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, confirmó hoy que su país “objetará la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya”, sobre demanda marítima que presentó Bolivia en abril pasado con la respectiva argumentación jurídica e histórica. El plazo para presentar este recurso por parte del Gobierno de La Moneda vence el 15 de julio.

A través de una cadena nacional radial y televisiva, Bachelet explicó los fundamentos y el camino que adoptará su país frente a la demanda boliviana.

“Tengan la certeza que no hay argumento que no se haya considerado” antes de adoptar esta decisión, precisó la Mandataria.

Bolivia presentó la demanda en abril de 2013 solicitando a la CIJ que obligue a Chile a negociar una salida soberana al océano Pacífico, que le fue arrebatada en una invasión que se inició el 14 de febrero de 1879.

“La reacción del Gobierno de Santiago no hace más que confirmar los temores existentes en sus autoridades sobre un eventual fallo que haga justicia a la demanda nacional”

Esa invasión fue alentada por intereses empresariales y oligárquicos, no solamente de Chile, sino de consorcios británicos, interesados en apropiarse de los recursos naturales existentes en el litoral boliviano.

Según los analistas consultados por Cambio, la reacción del Gobierno de Santiago no hace más que confirmar los temores existentes en sus autoridades sobre un eventual fallo que haga justicia a la demanda nacional que exige un diálogo abierto y no dilatorio, como ha sucedido a lo largo de 135 años.

El Mostrador (Chile)

“Chile y Bolivia establecimos un límite definitivo en el Tratado de Paz y Amistad de 1904, el cual ha sido respetado e implementado por ambos Estados por más de un siglo, dando Chile cumplimiento al más amplio derecho de tránsito comercial por su territorio y puertos del Pacífico a Bolivia”, aseguró la autoridad.

Asimismo, afirmó que “el gobierno de Chile ha sometido la memoria presentada por Bolivia a un riguroso análisis que fue desarrollado por un equipo que reúne a las más destacadas  personalidades jurídicas tanto nacionales como extranjeras”. Tras el proceso de consulta señalado anteriormente, la Mandataria resolvió objetar basándose en la “política de Estado que tradicionalmente caracteriza la conducción de nuestras relaciones exteriores”.

“La decisión de Bachelet se sustenta en que el escenario de la demanda boliviana es distinta a lo ocurrido con Perú, ya que para Chile cualquier resolución implicaría desconocer un tratado, así como su soberanía”

En este momento, según señaló la autoridad, el equipo jurídico chileno, mandatado por el canciller Heraldo Muñoz, se encuentra reunido en París y prepara los antecedentes que se presentarán antes de la fecha límite.

Previo a que se llevara cabo esta cadena nacional, no cabían dudas sobre cuál iba a ser la decisión de la Presidenta. Lo que estaba por decidirse era la fecha en que se daría a conocer. Esto debido a que los abogados que llevan la parte chilena habían recomendado esperar hasta febrero, fecha en que vencía el plazo para que Chile presentara su contramemoria. Trascendió que incluso el agente chileno Felipe Bulnes, heredado del gobierno de Sebastián Piñera, se inclinaba también por esperar hasta el verano, sobre la base de argumentos técnicos jurídicos pero no políticos. En cambio, en el mundo político era mayoritaria la postura de hacerlo ahora.

La decisión de Bachelet se sustenta en que el escenario de la demanda boliviana es distinta a lo ocurrido con Perú, ya que para Chile cualquier resolución implicaría desconocer un tratado, así como su soberanía. En ese sentido, Bolivia le exige a La Haya que obligue a nuestro país a negociar su salida al mar. Es esa obligación la razón que impugna Chile a la Corte, no su competencia como legítimo tribunal.

BBC Mundo (Gran Bretaña)

Entre los argumentos esgrimidos por la presidenta están “la defensa inclaudicable de nuestra integridad territorial y de los intereses nacionales” y “la inviolabilidad de los tratados y la estabilidad de las fronteras”, refiriéndose al tratado de paz y amistad firmado por ambos países en 1904.

Decisión esperada

“En definitiva, la postura chilena argumenta que La Haya no tiene competencia en el caso al considerar que los límites ya quedaron zanjados en el Tratado de 1904”, informó el corresponsal de BBC Mundo en el Cono Sur, Ignacio de los Reyes.

“El anuncio de impugnar era esperado por muchos, pero ahora abre el interrogante de cuál será la respuesta de Bolivia”

“Hace meses que Bachelet viene manteniendo reuniones con expresidentes, excancilleres y otros líderes sobre la disputa con Bolivia que le habrían recomendado esta postura”, explicó el corresponsal.

“El anuncio de impugnar era esperado por muchos, ya que Bachelet debía tomar una decisión antes del 15 de julio, pero ahora abre el interrogante de cuál será la respuesta de Bolivia y, sobre todo, qué herramientas legales le quedan al país vecino para redefinir los límites en cuestión”.

 

Leer artículo de Cambio aquí

Leer artículo completo de El Mostrador aquí

Leer artículo completo de la BBC Mundo aquí