Avanza en Chile un proyecto para reducir la jornada laboral

Luego de un intenso debate, la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados de Chile aprobó el proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales. El proyecto, impulsado por la diputada del PC Camila Vallejo, sostiene que el régimen actual “no permite a los trabajadores desarrollar una vida familiar o disponer de tiempo libre para educarse o entretenerse”. Para la legisladora, reducir la jornada es fundamental para “ajustarse a los nuevos tiempos”.

Las críticas al proyecto vinieron sobre todos desde el Gobierno y los sectores empresariales, que deberán ajustarse a la implementación y bajar las horas de sus trabajadores si la medida prospera.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, ya se había manifestado en contra del proyecto. Según él, la reducción de la jornada laboral “es inconstitucional porque significa un gasto público”. Para Piñera, un parlamentario “no puede generar gasto público, porque entonces nadie se haría cargo de los equilibrios”.

Desde el ejecutivo no descartan acudir al Tribunal Constitucional para frenar la iniciativa. A pesar de las críticas, en el Gobierno también trabajan para impulsar su propio proyecto que reduce la jornada laboral de 45 a 41 horas semanales, pero en medio de una reforma laboral que busca incorporar también la flexibilidad del horario del trabajador.

El proyecto que se aprobó este martes establece que no se podrán reducir los salarios de los trabajadores pese a la disminución de horas trabajadas.

Para seguir su camino para convertirse en ley, la norma deberá aprobarse ahora en la Cámara de Diputados.