Avanza el diálogo en Ecuador: Gobierno y organizaciones de indígenas conformaron una mesa técnica

Funcionarios del Gobierno y de organizaciones indígenas de Ecuador abrieron, con mediación de la Iglesia católica, la serie de negociaciones con la que buscarán cumplir los acuerdos que terminaron con las protestas y el paro de 18 días que sacudieron al país y que dejaron seis muertos y decenas de heridos.

Del encuentro, que se hizo en la sede de la Conferencia Episcopal, participaron el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, junto a una delegación de funcionarios del lado del Ejecutivo, y los titulares de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Leonidas Iza; de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), Gary Espinoza; y del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine), Eustaquio Tuala.

El presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Cabrera, celebró el encuentro, del que será una suerte de garante, e hizo tres pedidos centrales: que se mantengan los 10 puntos acordados “para evitar que se abra un abanico de otros temas”, que no se cambien los participantes, porque “sería un gran peligro de que empiecen unas personas y terminen otras” y que la representación académica “haga una presencia moral y defina mecanismos de vocería, para que los ciudadanos sepan los avances del diálogo”.

Mesa técnica

Al inicio del encuentro, Espinoza remarcó su deseo de discutir la condonación de deudas de campesinos con las bancas pública y privada, y subrayó que las tres organizaciones indigenistas están actuando en “unidad”, desmintiendo así las informaciones sobre posibles desencuentros.

El encuentro responde a la instalación de una llamada “mesa técnica” que debe coordinar a los demás grupos, según el acuerdo firmado el 30 de junio. El plazo para que se implementen los diez puntos es de 90 días, según el entendimiento.

“Hoy se instaló la mesa técnica de diálogo con el Gobierno, desde la Conaie ponemos toda nuestra predisposición para que este proceso conduzca a la obtención de resultados en los temas de la agenda nacional, que sean para beneficio de la mayoría de familias del país”, escribió Iza en su cuenta de la red Twitter.

Los acuerdos que terminaron con el paro incluyen una baja en el precio de los combustibles más usados, prohibir la explotación petrolera y minera en zonas protegidas, modificar la política petrolera del Gobierno y reformar el plan de acción minero, además de las mesas de debate.