Autodefensas presentaron a niños armados como policías comunitarios

Un grupo de autodefensa del sur de México presentó públicamente a una tropa compuesta por 19 niños armados de entre 8 y 14 años, reclutados como “policías comunitarios” para hacerle frente a los narcotraficantes. Con rifles, escopetas y las caras tapadas, los niños fueron presentados por la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores (CRAC-PF) en un entrenamiento.  El gobierno de Guerrero exhortó a la CRAC-FP en un comunicado a respetar los derechos de los niños.

Instruidos por adultos, los niños cumplieron distintas posiciones de disparo empuñando sus armas. “Un aplauso para estos niños que se esforzaron en prepararse”, dijo uno de los encargados, tras lo cual los menores, vestidos con remeras de la CRAC-PF, rompieron filas y se reunieron en grupos, siempre con sus armas.

El coordinador de la CRAC-PF, Bernardino Sánchez, informó que la movilización de niños tiene como objetivo solicitar la presencia en la ciudad del presidente Andrés López Obrador, a quien -dijo- le enviaron 29 demandas para reducir la violencia en la región.

La decisión de armar niños tuvo lugar después de que 10 músicos indígenas fueran asesinados en un ataque armado en Chilapa, el viernes pasado.

“Esperamos al presidente en la comunidad para desbloquear esta carretera de Chilapa-José Joaquín de Herrera, queremos que atienda nuestras demandas”, subrayó Sánchez.

Guerrero es uno de los estados más pobres y violentos de México. En septiembre de 2014, en uno de sus municipios fueron detenidos por policías y entregados al grupo criminal Guerreros Unidos 43 estudiantes que desde entonces están desaparecidos, en un caso que tuvo gran repercusión mundial.

Los grupos de autodefensa aparecieron en Guerrero en los años 70 del siglo pasado y resurgieron a partir de 2013, con el aumento de la violencia en el distrito.