Los 43 estudiantes de Ayotzinapa: una herida abierta en México a cinco años de su desaparición

Cinco años después de aquel dramático 26 de septiembre en que desaparecieron los 43 estudiantes en Iguala, los mexicanos aún reclaman justicia. Una ventana de oportunidad se abrió con la llegada de Andrés Manuel López Obrador, un hombre a quien los familiares definen como “sensible a la causa”, pero su margen de acción es limitado ante las fallas en las investigaciones previas, que incluyeron casos de tortura. Cuáles son las lagunas en la causa, las recomendaciones de organismos internacionales y las nuevas hipótesis.

«Pibas con Pelotas», el colectivo que reclama por la igualdad en el fútbol

Un grupo de jugadoras y exjugadoras argentinas se están organizando para elaborar un protocolo de prevención contra el abuso y el acoso, reclamar la inclusión del fútbol femenino en la currícula escolar y fomentar una ley que las ponga en igualdad de condiciones con los varones. El martes se jugó el superclásico del fútbol argentino: River vs Boca. Las chicas de La Boca golearon 5 a 0 al equipo de Núñez en el primer partido que disputaron como futbolistas profesionales. En medio de los festejos, alguien desde la tribuna las mandó “a lavar los platos”.

«Vamos a ir a la Corte Constitucional», Ecuador rechazó la legalización del aborto por violación

La Asamblea Nacional de Ecuador rechazó una reforma al Código Penal que buscaba extender la despenalización del aborto en caso de violación, incesto, malformaciones letales del feto e inseminación artificial no consentida. Con 65 votos a favor, 5 menos de los necesarios, la Asamblea eligió mantener un Código de 1938, que obliga a maternar a las personas gestantes víctimas de violencia sexual y criminaliza con penas de 6 meses a 2 años a quienes abortan.

Qué pasó en Colonia Dignidad: la secta chilena que colaboró con Pinochet y esclavizó a cientos de personas

La impunidad marca la historia de Colonia Dignidad, el asentamiento alemán fundado por el exmilitar nazi Paul Schaefer en 1961, escenario durante más de tres décadas de las más flagrantes violaciones a los derechos humanos en el país. Bajo el camuflaje de una sociedad benefactora ultrareligiosa, en el predio funcionó un régimen autoritario de tortura y al poco tiempo se convirtió también en un centro de detención clandestino de la dictadura pinochetista. A más de cincuenta años de las primeras denuncias, los excolonos y las organizaciones de derechos humanos aún reclaman justicia.

Evo Morales se reúne con la colectividad boliviana en Argentina

El presidente boliviano Evo Morales vuelve a tener un encuentro cercano con la comunidad boliviana radicada en Argentina. Aprovechando su estadía en el país por la Cumbre del Mercosur, que se desarrolla en la provincia Santa Fe, el mandatario participará hoy de una charla con la Colectividad Boliviana en Escobar. “Evo es el mejor presidente que tuvo Bolivia hasta ahora, hay muchísima gente que lo quiere ver, abrazarlo”, subrayó Sandro Solís, uno de los organizadores.

Emir Sader: “El consenso social en Brasil sigue vigente”

Mientras los analistas políticos anuncian la nueva ola fascista en América latina, inaugurada por la asunción del ultraderechista Jair Bolsonaro en Brasil, Emir Sader pone un freno y enfatiza que no se debe pensar su victoria electoral “necesariamente en términos de extrema derecha”. Este politólogo y sociólogo, uno de los intelectuales más cercanos a los ex presidentes Lula da Silva y Dilma Rousseff, explica el triunfo de este nostálgico de la dictadura, misógino, homofóbico y racista con tres pilares.

«Estimula una violencia fuera de lugar», los organismos de DD.HH. en alerta por Bolsonaro

En los días previos a la elección del capitán retirado Jair Bolsonaro como nuevo presidente de Brasil hubo al menos 50 ataques de grupos fascistas que reivindicaron el nombre del ultraderechista. Entre esos ataques, fueron asesinados dos simpatizantes del Partido de los Trabajadores. Los organismos de derechos humanos brasileños advirtieron la influencia del discurso del exmilitar como catalizador de esas agresiones y atribuyeron la nueva ola antidemocrática que atraviesa el país a la falta de políticas de Memoria y Verdad en Brasil, como las que se implementaron en Argentina o Uruguay.

“Me mataron a mi hijo gay”, la primera víctima tras el discurso de odio de Bolsonaro

Eleonora Pereira integra el Movimiento Nacional por los Dereitos Humanos de Brasil y también fue una de las impulsoras del colectivo «Madres por la Igualdad» que lucha contra los ataques y asesinatos homofóbicos y transfóbicos. En esta entrevista, en la que se define como una «víctima del discurso de odio de Bolsonaro», cuenta que empezó a luchar cuando su hijo, José Ricardo, fue asesinado en 2010, poco después de que el candidato del PSOL, antes diputado, dijera que prefería que su hijo muriera en un accidente antes que verlo con otro hombre. 

Debate en Brasil: las últimas palabras de los candidatos

Los siete candidatos brasileños que participaron del último debate de cara al domingo electoral presentaron una vez más sus propuestas y dijeron sus palabras finales para captar los votos de los aún indecisos. El representante del PT Fernando Haddad resaltó que como presidente se enfocará en que haya “trabajo y educación para todos”. El otro favorito en las encuestas, el ultraderechista Jair Bolsonaro, faltó al debate y dio al mismo tiempo una entrevista en solitario con otro canal. Ciro Gomes, el tercero en intención de voto, apeló a la actual “polarización en el país”, al igual que Marina Silva.

La lucha de Uruguay contra la explotación sexual infantil

El número de víctimas de explotación infantil en Uruguay creció abruptamente en el último año. Mientras que en 2009 la cifra de niños abusados no superaba los 20 casos, el Instituto del Niño y Adolescente de Uruguay reveló que el año pasado hubo 352 chicos obligados a prostituirse. Si bien el número preocupa, para las autoridades habla de un avance en la lucha contra este delito. Aseguran que la sociedad civil y el Estado están logrando que este grave problema de la sociedad uruguaya se visibilice y desnaturalice, poniendo en jaque las prácticas sociales que permiten su producción y reproducción.