Atlanticazo: cientos de manifestantes rechazaron la exploración petrolera en el Mar Argentino

Miles de manifestantes se concentraron este martes frente a las playas de Mar del Plata, en la Costa Atlántica, para decirle «No a las petroleras en el Mar Argentino». «Petróleo es muerte», «Mar libre de petroleras», y «No a la contaminación», se podía leer entre lo carteles que llevaban los presentes. La manifestación, de la que participaron movimientos ambientalistas, fue bautizada como «Atlanticazo».

El conflicto comenzó el 31 de diciembre, cuando el gobierno habilitó por decreto estudios de exploración sísmica de la petrolera noruega Equinor, junto a la estatal YPF y la angloholandesa Shell, en áreas offshore del Mar Argentino, al sur de Buenos Aires, a unos 300 km de playas que atraen a millones de turistas cada verano.

«Llamamos a la marcha ‘El Atlanticazo». Solo la exploración acústica mata animales marinos. Hay 100% de probabilidades de un accidente y contaminación, según un estudio de la Universidad de Tandil», sostuvo Julieta, una de las líderes de la protesta quien no quiso dar su apellido.

«Si hay un accidente, la marea negra puede llegar hasta Uruguay. Hubo accidentes recientes en todo el mundo. El mar es la vida, es la creación, somos agua», agregó Julieta, quien convocó en redes sociales a la movilización con videos caseros.

En simultáneo con la marcha en Mar del Plata, a 400 km al sur de Buenos Aires, colmada de turistas veraniegos, se celebraron concentraciones en otras ciudades costeras argentinas.

De su lado, el surfista y guardavidas Juan Manuel Ballestero, protagonista de una hazaña de navegación a vela hace un año y medio, aseguró que «una sudestada (fuerte viento sudeste en la costa Atlántica) puede arrastrar al petróleo derramado hasta las playas».

«Hay datos desastrosos de derrames en Brasil y México. Le doy un ‘no’ rotundo a esta explotación», afirmó Ballestero, quien en medio de la pandemia del coronavirus en junio de 2020, al no poder abordar un avión desde Portugal, zarpó con su pequeño velero, atravesó el océano y llegó hasta su natal Mar del Plata para ver a sus padres.