Atentado contra Maduro

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, denunció que intentaron matarlo el sábado pasado durante una ceremonia militar en Caracas, donde dos drones cargados con explosivos sobrevolaron el área donde se encontraba.

“Han sido capturados parte de los actores materiales del atentado y se encuentran ya procesados. No voy a adelantar más pero ya la investigación está muy avanzada”, aseguró Maduro por cadena nacional emitida por radio y televisión.

El presidente venezolano acusó a su par colombiano, Juan Manuel Santos, de estar detrás del atentado con explosivos del que salió ileso este sábado en Caracas. “Se trata de un atentado para matarme, han intentado asesinarme el día de hoy, no tengo duda que el nombre de Juan Manuel Santos está tras este atentado”, dijo.

El presidente venezolano denunció que los “financistas” del supuesto atentado se encuentran en Estados Unidos y pidió ayuda al mandatario Donald Trump para enfrentarlos. “Las primeras investigaciones nos indican que varios de los financistas viven en los Estados Unidos, en el estado de la Florida. Espero que el presidente Donald Trump esté dispuesto a combatir grupos terroristas”, señaló.

El ministro de comunicación de Venezuela informó que el sábado “una carga explosiva detonó en las cercanías de la tarima presidencial” y otras en distintos lugares de la parada en el centro de la capital venezolana. Según informó, las detonaciones causaron “algunas heridas en siete efectivos” de la Guardia Nacional Bolivariana que se encontraban en el lugar del desfile, quienes “están siendo atendidos en estos momentos” en hospitales.

Parte del incidente se pudo ver por TV. Madura estaba terminando su discurso cuando un fuerte ruido llamó la atención. Antes de que el canal cortara la transmisión se vio a decenas de militares que rompían filas y corrían de forma desordenada.

Santos rechazó la acusación y la juzgó como “insólita”. En la víspera de dejar el poder en manos de su opositor Iván Duque, Santos sostuvo que de todas las “locuras” de acusaciones que le han achacado, la de Maduro es la más extraña. “Ayer me encuentro que hay todavía otra más insólita: que estoy con la inteligencia americana, con la derecha venezolana, armando complots para asesinar al presidente de Venezuela. ¡Por Dios!”, exclamó Santos durante un foro en Bogotá.