La salud nuevo blanco de ataque

Venezuela

Las campañas mediáticas se empecinan en fomentar el descrédito de la gestión del gobierno bolivariano constantemente. Ahora, están difundiendo información errónea sobre el sistema de salud. Argumentan que hay una carencia de fármacos en el país y dicen que un virus está causando una fiebre de carácter hemorrágico. Manipulan la realidad para generar malestar. 

Mario Esquivel- Prensa Latina (Cuba) 

El sistema venezolano de salud, orientado a garantizar el bienestar de la población, se erige hoy en blanco de campañas mediáticas generadas por la ultraderecha nacional y foránea, en un intento por fomentar el descrédito de la gestión gubernamental.

Medios privados del país y el extranjero acudieron en las últimas semanas al argumento de presuntas carencias de fármacos en el país, a lo cual se añade ahora la mención de una decena de decesos atribuidos a una fiebre de caracter hemorrágico.

El propio presidente de la República, Nicolás Maduro, reveló la difusión de imágenes falsas relacionadas con el tema, las cuales en la práctica fueron tomadas de las redes sociales.

El mandatario responsabilizó con esa nueva arremetida a medios de reconocido alcance como la televisora CNN en español, la cual calificó de laboratorio de mentiras contra Venezuela.

Además, sumó al canal NTN-24 y al diario Miami Herald, todos promotores de información sobre la presunta presencia de un virus en el estado de Aragua, responsable de las muertes mencionadas.

La opción de la derecha de acudir a la manipulación de la realidad está lejos de ser una opción novedosa, pues ya se utilizó en ocasión de las acciones violentas desatadas a partir del 12 de febrero último, dirigidas a provocar la desestabilización en el país.

“El sistema venezolano de salud, orientado a garantizar el bienestar de la población, se erige hoy en blanco de campañas mediáticas generadas por la ultraderecha nacional y foránea, en un intento por fomentar el descrédito de la gestión gubernamental”

En ese momento, el Gobierno denunció a través del ministerio de Comunicación e Información la difusión de fotografías sobre supuestos actos de represión cometidos por la fuerza pública, las cuales correspondían a hechos ocurridos fuera del continente americano.

Unido a ello, los sectores radicales de la oposición activaron una campaña de descrédito contra dirigentes del proceso revolucionario a diferentes niveles.

Frente a ese escenario, Maduro adelantó la posibilidad de acudir a acciones legales contra los medios nacionales e internacionales que pretendieron imponer sobre Venezuela una matriz de terrorismo psicológico.

La manipulación mediática acompaña también los planes subversivos de la ultraderecha, la cual persiste en la promoción de actos de vandalismo similares a los que ya dejaron en la primera mitad del 2014 cerca de cuatro decenas de víctimas fatales.

Oportunas denuncias del Gobierno, de conjunto con la actuación de los cuerpos de seguridad, neutralizaron ahora esos intentos en una coyuntura donde las autoridades activaron un sólido plan de enfrentamiento al contrabando.

Precisamente, las revelaciones de las autoridades mostraron que las acciones programadas coinciden con aquellos estados fronterizos (Zulia y Táchira) afectados en lo fundamental por el trasiego ilegal de bienes hacia Colombia.

 

Leer el artículo aquí