Asumió el nuevo presidente de Paraguay y pidió por la “reconciliación”

Con críticas a Venezuela y Nicaragua, el derechista Mario Abdo Benítez, del Partido Colorado, asumió este miércoles la presidencia de Paraguay, donde deberá gobernar con minoría parlamentaria y en medio de una profunda crisis interna del partido al que pertenece. “Es hora de dejar a un lado la hipocresía y levantar la voz ante las injusticias”, remarcó el nuevo presidente que criticó también el “abuso de poder” en algunos países latinoamericanos.

Marcado por pertenecer a una familia muy cercana al exdictador Alfredo Stroessner (1954-89), el presidente de Paraguay ratificó su compromiso con la democracia aunque habló de una reconciliación. “Quiero cicatrizar las heridas para la reconciliación entre los paraguayos. Tenemos muchas más cosas que nos unen que las que nos dividen”, dijo el presidente a periodistas poco antes de la ceremonia de investidura de este miércoles.

Benítez juró esta mañana por un período de cinco años en una ceremonia protocolar en el Palacio de Gobierno, frente a siete jefes de Estado, unas 100 delegaciones extranjeras y varios centenares de seguidores. Hizo el juramento ante el titular del Congreso Silvio Ovelar en un acto al aire libre en los patios del Palacio, frente a la bahía que forma el río Paraguay en Asunción.

El nuevo presidente de Paraguay tendrá como desafío lograr acuerdos con la oposición, ya que carece de mayoría plena en el Congreso. “Su partido se encuentra profundamente dividido y la oposición lo podrá acompañar si sus proyectos son genuinos, democráticos y si demuestra que su gobierno es aperturista”, sostuvo el líder opositor Miguel Abdón Saguier, del partido Liberal.

El partido Colorado cuenta con 17 de 45 senadores y 41 de los 80 diputados.

Las diferencias entre colorados son tan profundas que el saliente mandatario Horacio Cartes, de su mismo partido, no estuvo en la ceremonia, ni tampoco siete senadores y 20 diputados de su corriente política. También se ausentaron los parlamentarios del izquierdista Frente Amplio encabezados por su líder, el exobispo católico y expresidente, Fernando Lugo.

A la ceremonia asistieron los presidentes Mauricio Macri, de Argentina; Michel Temer, de Brasil; Tabaré Vázquez, de Uruguay; Evo Morales, de Bolivia; Iván Duque, de Colombia; Jimmy Morales, de Guatemala; y Tsia Ing Wen de Taiwán.

Saguier sostuvo que los opositores serán intransigentes como lo fueron con Cartes “cuando decidió quebrar las reglas de la institucionalidad para promover su reelección”, en 2017. En marzo de ese año, manifestantes opositores incendiaron una parte del edificio del Congreso. Las protestas dejaron como saldo un muerto y numerosos heridos. Cartes retiró su proyecto de enmienda constitucional, pero se postuló a senador activo de la nación, cargo que finalmente no pudo asumir.

Abdo Benítez tuvo una activa participación en las manifestaciones contra Cartes.