Asesinaron a una candidata a alcaldesa, que ya había denunciado amenazas

La candidata a alcaldesa por el municipio colombiano de Suárez Karina García Sierra fue asesinada anoche junto a cinco acompañantes y los cuerpos fueron incinerados. La dirigente había advertido hace menos de una semana que temía por su vida, en un video en el que pedía a sus propios seguidores que no amenazaran con que, de ganar, traería a la región a los paramilitares. 

«Condenamos con dolor la masacre perpetrada en el corregimiento de Betulia, municipio de Suárez (Cauca), contra la candidata a la Alcaldía Karina García y sus acompañantes», manifestó la Defensoría del Pueblo en su cuenta de Twitter.

El gobernador del Cauca, Oscar Campo, detalló a la emisora Blu Radio que entre los seis asesinados se encuentra la madre de la candidata. El funcionario agregó que en el auto en el que viajaba la candidata iban en total siete personas y que encontraron seis cadáveres incinerados.

«En total, en el vehículo iban siete personas, pero el escolta alcanzó a lanzarse del mismo en el momento del ataque y resultó herido», agregó Campo.

El pasado 28 de agosto García publicó un video en el que advertía que la publicidad de su candidatura estaba siendo objeto de ataques en el corregimiento (poblado) de Betulia. Además denunció que el 21 de agosto un grupo de trabajadores de su espacio político fueron interceptados en Betulia por «cuatro sujetos armados de un grupo al margen de la ley» que aseguraron tener «orden directa» de que su publicidad no debía ponerse en ese corregimiento y «que debía ser retirada la que ya estuviera puesta».

«Le pido a seguidores y demás candidatos que no continúen haciendo frente a estos grupos armados, comentarios acerca de mi candidatura, comentarios que son falsos como que voy a traer a paramilitares, a multinacionales, que les voy a quitar las tierras a la gente. Esto puede traer para mí consecuencias incluso fatales», advirtió entonces la política.

El senador liberal Luis Fernando Velasco, del departamento del Cauca, aseguró en su cuenta de Twitter que es una «dolorosa noticia» y mostró su esperanza de que «el gobierno nacional tome con toda la seriedad el caso de la seguridad del Cauca».

La región del Cauca está sumida en una profunda crisis de seguridad por la presencia de disidencias de las FARC y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Allí operan también bandas de narcotraficantes que que se disputan el control del territorio. 

El gobierno reforzó la presencia militar en la zona pero los enfrentamientos no cesaron y la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) advirtió que en agosto pasado contabilizaron el secuestro de 500 personas en varios puntos del municipio de Suárez.

Otro candidato secuestrado

Tulio Mosquera Asprilla, candidato a la Alcaldía del municipio de Alto Baudó, fue secuestrado por guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en una zona rural de esa localidad. El hecho se conoció ayer, pocas horas antes de que la candidata a alcaldesa fuera asesinada en Cauca.

El secuestro de Mosquera fue confirmado por el partido Liberal -la misma agrupación en la que militaba Karina García Sierra-, que detalló en un comunicado que el hecho ocurrió el pasado 24 de agosto, cuando el postulante se encontraba en la comunidad indígena de Andeudo, ubicada en Alto Baudó. 

Junto a Asprilla fueron secuestradas otras doce personas que recuperaron su libertad tres días después, agregó la información.

«Circunstancias como las que sufre el liberalismo en el Chocó amenazan el libre ejercicio de las aspiraciones legítimas de nuestros candidatos, atentan contra la democracia y revelan un desafío de la criminalidad a los derechos humanos y al derecho internacional humanitaria», afirmó ese movimiento en su comunicado.

El partido pidió la liberación inmediata del candidato y exigió a las autoridades que den con los autores intelectuales y materiales del secuestro para juzgarlos y condenarlos.