Asesinaron a un cineasta que filmaba a víctimas del conflicto armado

Mientras aumentan los asesinatos a los líderes sociales en Colombia, el director de cine local Mauricio Lezama fue asesinado ayer por desconocidos en el municipio de Arauquita, cuando grababa un documental sobre las víctimas de la violencia en el noreste del país. El también gestor cultural había estado días atrás recogiendo testimonios sobre el conflicto armado en la zona. El gobierno atribuyó el crimen a disidentes de las FARC, aunque aún no hay avances en la investigación.

Lezama había viajado a Arauca con el propósito de realizar una audición a los próximos actores que estarían presentes en su cortometraje, que estaba en rodaje, sobre la vida de la lideresa y sobreviviente del genocidio de estado contra la Unión Patriótica, señora Mayo Villareal.

El cineasta estaba citándose con las personas del lugar, cuando hombres armados abordo de motocicletas le dispararon, según confirmó el gobernador Ricardo Arévalo, quien evaluó que el homicidio fue perpetrado por disidentes de la exguerrilla FARC que se apartaron del acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016 y operan en aquella región fronteriza con Venezuela. El ataque dejó herida a otra persona, identificada como Ricardo Llain, quien fue trasladado al hospital de Arauquita.

Consejero departamental de cine y autor de varios videos sobre violencia a líderes sociales, Lezama planeaba realizar la película gracias a un premio que le otorgó el estatal Fondo de Desarrollo Cinematográfico.

La Academia Colombiana de Artes y Ciencias Cinematográficas rechazó el hecho. “Lamentamos profundamente el asesinato del Consejero Departamental de Cine de Arauca y gestor cultural Mauricio Lezama ocurrido hoy en el municipio de la Esmeralda. Rechazamos toda forma de violencia. Nuestro más sentido pésame para sus familiares y amigos. Paz en la tumba de este amigo de la casa”, manifestó la entidad.

En esa misma línea, la organización Reporteros Sin Fronteras condenó en Twitter el homicidio del cineasta e indicó que es parte de “un ambiente de temor para la cobertura noticiosa regional”, que se vive en medio de las campañas políticas locales que tienen lugar este año en Colombia.

Arauca es uno de los departamentos más golpeados por el conflicto armado en el país y allí hacen presencia la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las disidencias de las FARC, entre otros grupos al margen de la ley que se enfrentan por el control territorial.