Asesinaron a otro líder indígena: las comunidades denuncian «emergencia humanitaria»

Un líder indígena colombiano fue asesinado por desconocidos que le dispararon con un arma de fuego en una zona rural del departamento de Cauca (suroeste). Las comunidades indígenas de la zona denunciaron que viven en medio de una “emergencia humanitaria” entre las acciones armadas de narcotraficantes, banda paramilitares y disidentes de la FARC que se disputan el territorio.

Desde la Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano Francisco Isaías Cifuentes señalaron que el asesinato de Mestizo Ortiz Arancel ocurrió anoche cuando salía de una casa en el pueblo de La Despensa.

«Estando en inmediaciones de la Caseta de Ferias fue abordado por dos personas que se movilizaban en una motocicleta, quienes dispararon proyectiles de arma de fuego contra su humanidad causándole la muerte de manera instantánea», detalló la organización en un comunicado.

El departamento del Cauca es uno de los más conflictivos del país por la presencia de disidencias de las FARC y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que se disputan el control del territorio.

Tras el asesinato, la red exigió al Estado que desarrolle las investigaciones necesarias para encontrar a los responsables del crimen y que garantice la seguridad e integridad de los miembros de la organización.

La Defensoría del Pueblo instó al Estado a velar «por la garantía y el respeto a los derechos constitucionales» a la vida, libertad y seguridad, entre otros, de los líderes sociales, que «están siendo afectados por la acción de fuerzas armadas irregulares en la zona de operaciones de las unidades militares y policiales del Estado».

«Solicitamos a la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos prestar toda su gestión para que las actuaciones del Estado Colombiano se apeguen a las normas internas y externas que se ha comprometido a respetar», agregó.

La Red había denunciado el pasado sábado el asesinato en el municipio de Patía El Bordo (Cauca) del líder social Jairo Javier Ruiz cuando desconocidos le dispararon mientras se movilizaba en una motocicleta.

Estos asesinatos se suman al de otros dos líderes indígenas en ese departamento del suroeste de Colombia, que fueron denunciados el 24 de septiembre por el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC). El CRIC señaló que los homicidios ocurrieron en la pueblo de La Unión donde se encontraron los cuerpos de José David Musse y Yilverso Alberto Velasco, que fueron atacados con arma de fuego y arma blanca.