Asesinaron a Junior Jein, el cantante que le dio voz a los muertos en las protestas y masacres de Colombia

El activista social y cantante colombiano Harold Angulo, conocido como Junior Jein, fue asesinado esta madrugada en un boliche de Cali, epicentro de las protestas contra el Gobierno del presidente Iván Duque. Con este crimen, son ya 71 los líderes sociales asesinados en lo que va del año en Colombia, sin contar los muertos en el marco del paro nacional que se desarrolla hace más de un mes. 

Junior Jein tenía 37 años y era uno de los precursores de la salsa chocke y una de las voces más reconocidas de la región del Pacífico colombiano. En 2020 había grabado junto a otros artistas la canción “Quién los mató”, en homenaje a los jóvenes asesinados en las masacres que se replican en Colombia tras el acuerdo de paz de 2016. 

En los últimos meses había también denunciado las desapariciones forzosas perpetradas por las fuerzas de seguridad y grupos paramilitares en medio del conflicto social. “Quien mató a Junior?”, se preguntan ahora sus seguidores en las redes sociales.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz de Colombia (Indepaz) destacó que Jein era un importante líder cultural que residía en la ciudad de Cali donde “trabajaba en solidaridad con las víctimas de la masacre del Llano Verde y dirigía su apoyo a los jóvenes en resistencia durante el Paro Nacional”.

Las autoridades en el Valle del Cauca anunciaron una investigación para esclarecer el asesinato del joven de 37 años, ocurrido cuando ingresaba a una discoteca para realizar una presentación.

Fue atacado por hombres armados con fusil y una pistola que le dispararon en repetidas ocasiones. Jein fue trasladado a un centro asistencial cercano, pero falleció producto de seis impactos de bala que recibió en la cabeza, tórax y una pierna.

“Aunque alcanzó a ser trasladado a una clínica falleció como consecuencias de las heridas”, indicó la policía en un comunicado. Una mujer también resultó herida en la pierna durante el ataque.   

Las autoridades detuvieron a los dos presuntos agresores con un fusil y una pistola 9 mm. Uno de ellos pertenecía a las extintas FARC, la guerrilla que depuso las armas en 2016, señaló el comandante de la policía de Cali, Juan Carlos León.

El oficial dijo a los periodistas que desconoce si Jein tenía amenazas y que los motivos del asesinato son “materia de investigación”.

La muerte del artista enrarece todavía más la situación de seguridad en Cali, el foco de las sangrientas protestas que estallaron el 28 de abril en rechazo al gobierno del presidente Iván Duque.

Jóvenes pobres y de clase media salieron a las calles cuando el gobierno quiso elevar impuestos en plena pandemia. Aunque el mandatario retiró la propuesta, la represión encendió un movimiento contestatario sin precedentes que deja al menos 61 fallecidos. Solo en Cali hubo 18 muertes la primera semana de manifestaciones.